Últimos temas
» Apareciendo por PRIMERA VEZ
Lun Oct 31, 2016 7:14 pm por Pequeña Sombría

» Ficha de Pequeña Sombría
Sáb Oct 29, 2016 2:11 pm por Pequeña Sombría

» Ficha de Pequeña Moteada
Vie Oct 28, 2016 3:53 pm por Estrella Torcida

» Wanna fight with darkness? // Beatlepaw's ID
Vie Oct 28, 2016 3:48 pm por Estrella Torcida

» Mi primer NPC's
Jue Oct 27, 2016 8:36 pm por Pequeña Sombría

» Historias de Un Nuevo Amanecer
Lun Oct 24, 2016 10:00 pm por Brizna del Amanecer

» Afiliación Elite ~ Luna Creciente
Jue Oct 20, 2016 2:54 pm por Invitado

» Avisos sobre Historias de un Nuevo Amanecer
Lun Oct 17, 2016 8:10 pm por Brizna del Amanecer

» Historias de un Nuevo Amanecer (Linea Tormentosa)
Lun Oct 17, 2016 8:06 pm por Brizna del Amanecer

» Beso, abrazo o patada [JUEGO]
Vie Oct 14, 2016 6:46 am por Zarpa de Escarabajo

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 1/5
Directorios y Recursos
Afiliados Élite 18/??
subir imagen

Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Estrella Torcida el Sáb Jun 11, 2016 3:06 pm

Los copos de nieve caían por el punzante pelaje del líder del Clan del Viento, adheriéndose al mismo y haciendo que el felino tuviera más frío de lo que ya estaba teniendo. Caminaba sin un rumbo fijo, solo, lejos de las inclemencias que estaban concurriendo dentro de su campamento. Aunque había ordenado a sus patrullas que se dirigieran hacia los jardines de los Dos Patas, en el otro extremo de su territorio; para que fueran en busca de presas, y aunque éstas penetraban en el campamento con mayor intensidad que antes, las muertes seguían ocurriendo dentro del seno del Clan del Viento. Aquella mañana había sido despertado por el agónico grito de una de las reinas. Lloraba por la pérdida del último cachorro de su camada, dejando a la reina carey completamente destrozada. Él entendía perfectamente qué se sentía cuando se perdía a un ser querida, más cuando se trataban de los cachorros, los cuales tenían toda una vida por delante que vivir.

Por eso se había decidido a salir del campamento. Ya no podía aguantar más los chillidos de la madre mientras intentaba aferrarse a su cachorro como si la vida le fuera en ello. Así, se escurrió entre la multitud de gatos que se había formado alrededor de la carey y le susurró unas palabras de consuelo, dando sus últimos respetos al cachorro que ahora estaría viajando hacia el Clan Estelar. Hoy habrá una nueva estrella en el Manto Plateado por la muerte del cachorro de Flor Carey, piensa para sí mismo el blanquecino mientras mira levemente el cielo casi oscuro. Estaba comenzando a hacerse de noche. Ni siquiera se había dado cuenta de que el sol estaba comenzando a posarse detrás de las montañas cuando salió del campamento. En lo único que había pensado en ese momento fue en que debía de salir del campamento para volver a aclararse las ideas.

Con la cabeza ligeramente echada hacia abajo y con las orejas gachas, Estrella Torcida se acercó hacia los Cuatro Árboles, intentando encontrar un lugar lo suficientemente sereno como para calmar los nervios que se le habían comenzado a formar en el pecho. Ver a Flor Carey de aquella manera había conseguido herir su corazón de guerrero. No le gustaba en nada ver como una reina sufría a costa de haber perdido a sus cachorros. Nunca se había querido presentar a una ceremonia de enterramiento por parte de los veteranos, pero él era el líder del Clan del Viento y cumpliría con la costumbre aún a pesar de que no le gustara presenciar semejante acto de tradición. Así pues, una vez que enterraron al cachorro de la carey, salió corriendo del campamento mientras le decía a un par de sus guerreros que se iría a cazar en solitario. Naturalmente, no les dijo que también se iría para aclararse la mente después de los gritos agonizantes de Flor Carey.

Descendió el pequeño barranco que discurría hasta el claro de los Cuatro Árboles, poniendo una de sus zarpas delante de la otra para no acabar despeñado hasta el final de camino y acabar hecho unos jirones. Una vez hubo acabado el trabajo, se acercó a donde se encontraba la Gran Roca y se sentó justo delante de la misma. Ya habían pasado un par de lunas desde que se había convertido en líder y había pasado a formar parte del cuarteto que se encontraba encima de la Gran Roca en las noches de Asamblea, por lo que mirarla desde aquella perspectiva le parecía ya un tanto extraño y le trajeron a la mente miles de recuerdos de cuando no era más que un aprendiz, y luego, guerrero. Cuan de menos echaba su época de aprendiz… Sin preocupaciones, sin responsabilidades exigentes, compartiendo la guarida con tus compañeros para luego ser reprendido por tu mentor al llegar tarde a la sesión de entrenamiento.

La verdad es que eran buenos tiempos, lástima que todo lo bueno deba acabarse algún día, piensa para sí el blanquecino mientras da unos pasos al frente, acercándose un poco más a la gigantesca roca de las Asambleas. Le parecía sumamente extraño verla desde el punto de vista de los guerreros, después de todo el tiempo que había pasado desde que había sido nombrado líder. Con un estremecimiento, recordó al líder anterior del Clan del Viento. Su violenta política de querer dar siempre el paso hacia la guerra hizo que su clan de nacimiento casi quedara destruido. Nunca fue un gran devoto a las exigencias de su superior, así que hizo todo lo posible para poner paz entre los suyos y que el Clan del Viento no corriera el peligro de llegar a ser destruido por culpa de lo que hizo aquel gato estúpido. Gracias al Clan Estelar que murió como había vivido, como un guerrero sanguinario, piensa para sí mismo sin despegar la mirada de la Gran Roca.

Se sacudió de encima los copos de nieve que se quedaban acoplados a su pelaje y se dirigió a lo alto de la Gran Roca. Una vez allí arriba, admiró el paisaje que se había formado en torno al claro de los Cuatro Árboles. Lo que antaño había sido un claro con exuberante hierba verde ahora no era más que un claro con una fina capa de nieve blanca que teñía todo a su alrededor. Incluso se atrevía a decir, que al cabo de un par de latidos de corazón, el color blanco de la nieve hacía que uno se quedara un poco ciego debido al resplandor del sol con la clarísima nieve blanca. Volvió a desandar sus pasos, bajando de la Gran Roca mientras parpadeaba un par de veces para aclararse la mirada después de haber contemplado el paraje helado a su alrededor. Se había quedado un poco aturdido debido a la intensa claridad y ahora le daba un poco de vueltas la cabeza.

Dejó sus patas firmes en la nieve, intentando mantener el equilibrio en su lugar, y esperó a recuperarse lo suficiente como para mantenerse en su lugar sin tambalearse. Una vez se hubo recuperado, se sentó en su sitio y comenzó a lavarse el pecho, donde los pelos se le habían erizado levemente debido al pequeño periodo, o lapso, de paranoia que acababa de tener. Estrella Torcida volvió su mirada a los alrededor del claro de los Cuatro Árboles, intentando buscar algún indicio de presas por allí, pero el olor del viento no le traía más que el suyo propio. Maldita sea, no hay ninguna presa por aquí, ¿cuándo acabará ésta tortura del Clan Estelar? Piensa para sí mismo mientras vuelve a clavar la mirada en la Gran Roca de las Asambleas y maldiciendo en voz baja la estación Sin Hojas que se había aposentado en el bosque.


Datos:
Nombre. Estrella Torcida // Crookedstar.
Lunas. 40 lunas.
Género. Masculino.
Breve Psicología. Gata pacífico que odia pelear. Prefiere entablar conversación para ganar batallas. Generoso, educado y estricto en su trabajo de líder. No soporta que los demás clanes consideren al Clan del Viento débil, por lo que trabaja incansablemente para que esto no suceda.
Breve Físico. Gato blanco, con las puntas de las orejas, zarpas y la cola por entero marrones. Su hocico es negro azabache y tiene los ojos celestes claros.
Pareja. Sin pareja actualmente (posiblemente sea NPC).


Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 71

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Pétalo de Lirio el Dom Jun 12, 2016 3:36 am

La tranquilidad que hace unos momentos había en el territorio pantanoso del clan de la sombra fue interrumpida por un movimiento de las plantas y el sonido de unas ramas quebrarse, provocando que cierta felina atigrada pusiera su atención en donde se originaba el sonido. Al principio pensó que podía tratarse de algún enemigo, pero fue cuando el viento soplo que reconoció el característico olor a presa, provocando un pequeño brillo de felicidad en sus ojos. Había pasado gran parte de la mañana buscando presas  pero solo pudo conseguir un pájaro huesudo que solo sirvió para alimentar a penas a un gatos, pero luego de formar algunas patrullas de caza se decidió a salir sola por un segundo intento de conseguir algunas presas además que también buscaba algo de paz, tantas muertes recientes la tenían muy estresada y la hacían sentir impotente al no poder hacer mucho para salvar de los suyos, solo podía tratar de transmitirles fuerza y seguridad, era lo menos que podía hacer.

Pétalo de Lirio opto una pose de acecho y avanzo con sigilo hacia donde se encontraba escondida la presa, una vez que estuvo bastante cerca, reconoció la característica figura de una rana, a pesar de que esta no era del todo grande serviría para alimentar un par de bocas. Casi sin pensar, la atigrada se lanzo con las garras afuera con intención de llevarse de una o de otra forma esa presa de vuelta al campamento, pero aquella acción fue muy imprudente ya que la rana casi se le escapa de sus garras, pero por suerte la guerrera fue mas rápida y la mato al instante para luego enterrarla, así podría pasar por ella cuando quisiera regresar al campamento lo cual seria pronto ya que el sol empezaba a descender en el horizonte, pero en verdad que aquello no le interesaba mucho.

Se quedo mirando el pequeño montón de tierra que se había formado después de enterrar su caza, le parecía increíblemente absurdo que en todo el día solo haya podido conseguir dos presas - ¿clan estelar cuando acabara esta tortura? - pregunto mentalmente al cielo y se quedo mirando como si esperara a que el clan estelar le respondiera literalmente, pero en vez de eso un viento frio soplo en su rostro y sorpresivamente... le pareció sentir un ligero olor a presas, tal vez podría regresar al campamento con mas de un par.

Guiada por su olfato, empezó a seguir el olor que le había traído el viento con esa esperanza de encontrar algo mas con lo que podría alimentar a su clan, y antes de que se diera cuenta se encontraba en los cuatro arboles, el olor la había traído hasta aquí pero lo extraño es que el olor a presa que había sentido ya no estaba, aquello la dejo extrañada, pero solo para asegurarse decidió bajar al claro, aunque presentía que solo seria una perdida de tiempo, de todas formas había perdido todas las ganas de cazar y ahora caminaba con la vista puesta en el suelo. La estación sin hojas parecía que nunca iba a terminar, cada día le parecía mas largo que el anterior y aquello empezaba a inquietarla demasiado, sus compañeros se enfermaban y morían cada cierto tiempo, aquello era algo que ya no podía soportar - esto es un desastre - pensó soltando un bufido de enojo y frustración.

El viento volvió a soplarle en la cara haciendo que le recorriera un escalofrió por la espalda y a la vez trayendo un aroma conocido que provoco que despegara la vista del suelo, aquel olor le pertenecía al clan del viento, y en efecto había alguien del clan del viento en los cuatro arboles, se trataba de nada mas y nada menos que Estrella Torcida, líder del clan del viento. Le sorprendió en cierta forma encontrarlo ahí, pensaba que estaría en su clan cumpliendo con sus obligaciones ¿acaso el gato también quería alejarse unos momentos de las preocupaciones y despejar la mente? o ¿solo había acudido a este lugar en busca de algunas presas? sea cual sea la razón no era de su incumbencia. El felino se encontraba mirando la gran roca en donde los lideres se posicionaban para hablar en las asambleas, parecía tan frustrado como ella, incluso aun mas pero era comprensible, el cargo de líder era un gran peso encima, saber que todos los gatos de tu clan dependen completamente de ti para que les digas que hacer y eso era algo de los mas abrumador. Por un momento sintió lastima por el líder al darse cuenta de lo preocupado y estresado que debería sentirse en esos momentos con la situación actual, y antes de que se diera cuenta se encontraba avanzando hacia donde este se encontraba, al parecer este no se había percatado de su presencia aun - los tiempos se han vuelto mas difíciles ¿no? tanto que sientes la necesidad de alejarte de todo para encontrar algo de paz - decía seriamente a la vez que se sentaba al lado del líder pero manteniendo la distancia, en esos momentos no tenia ganas de pelar, así que se comporto lo mas pacifica posible sin perder esa pisca de seriedad y algo de frialdad - entiendo como se siente eso, yo suelo venir aquí cuando necesito aclarar mis ideas o convencerme que la estación sin hojas no durara eternamente... aunque parezca todo lo contrario - finalizo con un toque de amargura para luego fijar su vista en la gran roca y luego en los cuatro magníficos robles.
avatar
Mensajes : 48

Fecha de inscripción : 18/05/2016

Edad : 15

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Estrella Torcida el Dom Jun 12, 2016 9:25 pm

Los copos de nieve comenzaban a calarse por entre los pelos de su pelaje y las fría brisa hacía que se agitara de frío. Sin embargo, permaneció impasible en su sitio mientras más copos nevados se quedaban incrustados entre sus pelos. Sus ojos seguían fijos en la Gran Roca. ¿Cómo es que una roca tan normal como cualquier otra podía transmitir una sensación de autoridad y miedo? ¿Podría ser porque aquella gigantesca roca había sido tocada por las zarpas de los antepasados guerreros? Quizás fuera por semejante acto, pero eso es algo que ni yo mismo puedo saber hasta que me una a mis honorables antepasados entre las estrellas de la noche, piensa con vehemencia el líder blanco mientras pestañea un par de veces para aclararse la vista. Se estiró en su propio lugar, intentando hacer que el calor volviera a sus extremidades y que no se quedaran demasiado agarrotadas. Lo último que deseaba ahora era que le diera algún calambre en alguna de sus patas.

Un sonido de nieve aplastándose hicieron que irguiera las orejas y se volviera a sentar en su sitio tranquilamente. Algo estaba comenzando a acercarse al lugar en el que se encontraba él. ¿Quién, o qué, podría estar interrumpiendo su momento de serenidad? Esperó pacientemente en su lugar, intentando parecer ajeno a la presencia de lo que quiera que estuviera rondando por el claro de los Cuatro Árboles además de él mismo. Olfateó levemente el aire que lo rodeaba. El olor que le trajo fue de la húmeda nieve que no hacía más que rodear los parajes del bosque. Parece que voy a tener que esperar a que se descubra por sí mismo, el viento no está a mi favor como para saber de quién se trata realmente, piensa con una pizca de resentimiento al no poder saber qué criatura era la que se encontraba con él en aquel claro tan nevado y celestial debido a las Asambleas concurridas en dicho lugar. Cerró los ojos, esperando pacientemente a que se le acercaran.

Escuchó pasos acercándosele por detrás y el líder del Clan del Viento supo que el extraño ya se había decidido a acercarse a donde se encontraba él. Bien, así sabremos de quién se trata realmente, piensa con una pizca de gracia ante aquella situación. En cierto modo, le resultaba graciosa la situación que ahora vivía. Se había enfrentado a tejones, a zorros y muchos otros peligros cuando era un tanto más joven, ¿y una situación como aquella había conseguido ponerlo un poco nervioso? ¿Un extraño, que seguramente debía de ser un gato perteneciente a alguno de los clanes, había conseguido ponerlo nervioso después de haber conseguido salir casi indemne de los peligros que ya había recitado? Pues sí que debo de tener los nervios a flor de piel para sentirme nervioso con solo algún miembro de algún clan. La pregunta exacta para estos casos sería, ¿quién es el que me está espiando en mientras observo la Gran Roca? Piensa con una pizca de curiosidad aflorando desde lo más hondo de su pecho.

Enroscó su cola amarronado entre sus zarpas delanteras, preguntándose quién podría ser el que se había atrevido a venir a los Cuatro Árboles. Los pasos comenzaron a acrecentar su volumen poco a poco, indicándole que el otro estaba más cerca de donde se encontraba él. Un ligero nerviosismo comenzó a formarse en su pecho, nervioso ante la idea de que no se tratara de un gato perteneciente aun clan, sino de un proscrito en busca de un nuevo lugar de caza, o peor, en busca de un lugar de caza para él y para sus compañeros proscritos. Una brisa fría alborotó su pelaje y Estrella Torcida abrió los ojos, observando hacia el cielo estrellado sobre él. Notó como una presión a su lado y su mirada celeste se dirigió hacia el que se había sentado a su lado. Descubrió, un poco impresionado, a la lugarteniente de Estrella de Zorro. Con que se trataba de Pétalo de Lirio, la verdad no me la esperaba en este lugar, piensa mientras dirige su mirada hacia la Gran Roca.

-Tus palabras son sabias para ser tan joven, Pétalo de Lirio. Me impresiona o sagaz que eres para ser tan joven. Pero estás en lo cierto… decidí venir a los Cuatro Árboles para alejarme del barullo que se había formado en el seno de mi campamento. Ésta estación Sin Hojas lo único que ha traído es más muerte que todas las estaciones Sin Hojas que he vivido en toda mi vida felina. Nunca había visto semejante calamidad de catástrofes y de muertes en una sola estación. Comienzo a preocuparme por lo que podría estar ocurriendo en el bosque. Y son muchas las preguntas que me suelo hacer. ¿Podría ser el Clan Estelar el causante de toda ésta algarabía? ¿Podrían nuestros antepasados guerreros parar toda esta catástrofe? Lo que es peor, es que todas esas preguntas no tienen respuestas, y el Clan Estelar parece no tener ningunas ganas de querer responderlas. Pero ante todo ello, sigo manteniendo la esperanza de que algún día ésta estación Sin Hojas finalizará y habrán mejores tiempos.

Una vez finalizadas dichas palabras, se mantuvo tranquilo en su lugar, mientras sentía la presencia de la lugarteniente a su lado. Le pareció un tanto irónico haberse topado con la lugarteniente del Clan de la Sombra, y precisamente del Clan de la Sombra. Comienzo a pensar que los gatos del Clan de la Sombra y yo estamos teniendo un par de encontronazos aposta, ¿será posible que los antepasados guerreros estén haciendo esto para que… formemos una alianza? Primero me encuentro a los otros líderes, entre ellos Estrella de Zorro; luego voy a las Rocas Altas a hablar con el Clan Estelar y me vuelvo a encontrar con Estrella de Zorro y una patrulla entera; y ahora me encuentro con su querida lugarteniente. Esto es tan… extraño, piensa para sí mismo el líder del Clan del Viento mientras repasa los encuentros que ha tenido en el pasado con gatos del Clan de la Sombra. ¿Sería posible que los gatos estelares estuvieran mandándole una señal para hacer algo en contra del hambre general del bosque?

-Comprendo que en tu campamento también estarán pasando por momentos difíciles si es por eso que estás aquí -comienza con tranquilidad, sin romper su contacto visual con la Gran Roca. -Lo único que podemos hacer es mantener la esperanza de que ésta estación Sin Hojas acabará por desalojar el bosque algún día… y que ese día debe de estar más cerca con cada exhalación que hacemos. Pero no olvidemos que aún no estamos fuera de peligro. Aún nos queda sobrepasar los días que aún quedan de ésta estación Sin Hojas. Esperemos que nuestros compañeros aguanten con fervor a que los días fríos pasen a ser más cálidos y abundantes -su mirada se giró hacia donde se encontraba la lugarteniente, observándola con picardía. -Cambiando de tema, ¿qué tal te van las cosas con Estrella de Zorro? ¿Ya has conseguido tener algo más que una simple amistad con tu líder, joven lugarteniente? -pregunta con una medio sonrisa pícara en la cara, expresando sus pensamientos en alto.


Datos:
Nombre. Estrella Torcida // Crookedstar.
Lunas. 40 lunas.
Género. Masculino.
Breve Psicología. Gata pacífico que odia pelear. Prefiere entablar conversación para ganar batallas. Generoso, educado y estricto en su trabajo de líder. No soporta que los demás clanes consideren al Clan del Viento débil, por lo que trabaja incansablemente para que esto no suceda.
Breve Físico. Gato blanco, con las puntas de las orejas, zarpas y la cola por entero marrones. Su hocico es negro azabache y tiene los ojos celestes claros.
Pareja. Sin pareja actualmente (posiblemente sea NPC).


Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 71

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Pétalo de Lirio el Lun Jun 13, 2016 3:20 am

La felina escucho con atención las palabras de líder del Clan del Viento y respondió con una ligera inclinación de cabeza ante el pequeño cumplido que le dio, antes de fijar la vista en la gran roca aun prestándole atención. Con forme Estrella Torcida seguía hablando no podía estar mas de acuerdo con el y sentirse un tanto identificada ya que ambas pasaban por situaciones parecidas. Los dos eran partes importantes en los clanes, compartían la preocupación de que el clan se viniera a bajo, el deseo que esta cruel estación llegara a su fin y la tipia pregunta ¿Este era un castigo del Clan Estelar? esas y muchas preguntas atormentaban las metes de muchos gatos y como el mismo líder había dicho, esas preguntas lamentablemente carecían de respuestas. A veces deseaba volver a ser aprendiza, donde en lo único que tenia que preocuparse era su entrenamiento y en complacer a sus mentores, pero aquello ya estaba a muchas lunas de distancia, ahora era lugarteniente y tenia responsabilidades, entre ellas cuidar a su clan y no dejarles perder la esperanza, pero para eso ello tampoco debía de perderla... esa tarea se le estaba haciendo muy complicada.

Luego que Estrella Torcida dejara de hablar se formo un abrumante silencio entre ambos gatos. Pétalo de Lirio lo miro de reojo de forma disimulada, el líder mantenía su vista clavada en la gran roca, parecía pensativo por lo cual la felina atigrada prefirió no decir nada para no interrumpir en lo que sea que estuviese pensando Estrella Torcida. Luego de unos momentos que empezaban a volverse incomodos, el gato volvió a dirigirle la palabra remarcando la razón por la ella se encontraba en ese lugar, lo cual simplemente respondió con un asentimiento con la cabeza para seguir escuchándole.

Cuando Estrella Torcida le remarco que hasta que la estación sin hojas decidiera abandonar el bosque ellos y los clanes aun se encontraban en peligro, le provoco un ligero estremecimiento en el cuerpo y una pregunta azoto su mente con la fuerza con la que una tormenta azotaba el bosque ¿Cuántos de los suyos llegarían a sentir de nuevo la calidez del sol? no quería ni pensar en eso, no lo aria, mantendría su mente ocupada en otros asuntos mas importantes, pero tarde o temprano se volvería a hacer la pregunta y para cuando el sol derritiera la nieve tendría sus respuestas, las cuales esperaba que no fueran fatales.

No podría estar mas de acuerdo con tus palabras Estrella Torcida, lo único que nos queda es esperar a que el sol vulva a brillar en el cielo y que nuestros compañeros resistan hasta entonces - dijo con seriedad y con algo de tristeza, pero esta desapareció tan rápido como apareció, una de sus reglas personales era no mostrar debilidad. Pétalo de Lirio estaba con la cabeza en otro lado cuando Estrella Torcida le hizo una pregunta que provoco que volteara la cabeza de golpe para encontrarse con el rostro del líder mirándola con una sonrisa picara. Aquella pregunta no se la había esperado ni en un millón de lunas - ¿A que rayos a venido eso? - se pregunto mentalmente manteniendo en su rostro una mirada de desconcierto, pero esta al cabo de unos segundos se relajo a la ves que un suspiro se escapaba de sus labios - Estrella de Zorro es solo mi líder, lo máximo que llegare a sentir por será respeto y admiración como cualquier guerrero - dijo con calma - además, nadie esta interesado en tener como pareja a alguien de "sangre sucia" - el echo de que tenia sangre mestiza no era un secreto, principalmente por eso se había echo mucho escandalo al ser nombrada lugarteniente, y aunque la gran mayoría en su clan ya habían aceptado el cargo que se le había otorgado, aun habían aquellos que no lo aceptaban, pero al fin y al cabo no importaba, había aprendido a tolerar aquellas cosas a tal grado que ya ni se inmutaba cuando lo mencionaban - bueno en fin, aquello ya no es un tema de importancia - finaliza Pétalo de Lirio para luego bajar la cabeza para alisarse el pelaje del pecho que se le había alborotado con el viento mientras esperaba que Estrella Torcida volviera a hablar.
avatar
Mensajes : 48

Fecha de inscripción : 18/05/2016

Edad : 15

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Estrella Torcida el Lun Jun 13, 2016 5:01 pm

Sus bigotes se removieron mientras observaba atentamente a la lugarteniente del clan enemigo. Le parecía bastante graciosa la situación que estaba viviendo ahora mismo, preguntándole tan osadamente si había conseguido tener algo con su líder y de si ahora eran pareja o no. La verdad es que no le importaba demasiado saber si la lugarteniente y el líder del Clan de la Sombra tenían algo entre ellos, pero tampoco es que se le ocurrieran muchas ideas para tener una conversación civilizada con una gata enemiga. Había venido a los Cuatro Árboles simplemente para pasar un buen rato en soledad, así que la aparición de la lugarteniente había hecho que se sorprendiera un poco. Pero tampoco es que pudiera contener su curiosidad ante la posible respuesta que pudiera darle la grisácea. Si ya había formulado en voz alta la pregunta, ¿para qué arrepentirse ahora? Lo mejor sería saber cómo estaba llevando la relación aquella lugarteniente con su líder.

Además, él sabía mejor que cualquier gato, e incluso que cualquiera de los otros líderes del bosque, que muchas veces los lugarteniente suelen tener algo amoroso con sus líderes. No porque la costumbre sea así en muchas ocasiones, sino porque al estar reunidos tanto tiempo ambos gatos tienen muchas ocasiones para conocerse uno al otro, por lo que lleva a que ambos felinos se enamoren mutuamente. Pero eso no siempre funciona. Él siempre se había puesto a sí mismo como ejemplo ante los amoríos entre lugartenientes y líderes. Él no se había enamorado de su lugarteniente, Brisa Oscura, ni tampoco sentía atracción por la gata negra. Él nunca se había enamorado de ninguna gata y tampoco es que tuviera malas noches en consonancia con semejante hecho. Siempre se decía que se enamoraría de una gata cuando ésta llegara a su vida, no cuando él lo quisiera. Además, ahora habían cosas más importantes que andar ocupándose de saber si uno está enamorado o no.

Las palabras como respuesta de la lugarteniente no se hicieron esperar, y Estrella Torcida aguardó al lado de la grisácea, expectante ante lo que pudiera estar a punto de transmitirle. Mas no se había esperado una respuesta como aquella, dejando su cara un poco contraída por la duda y con las cejas enarcadas mientras observaba a la gata con su mirada celeste, ahora impregnada de confusión. ¿Qué Estrella de Zorro no querría estar con una gata ``sangre sucia´´ como ella? ¿Es que se piensa que Estrella de Zorro no la va a querer por ser una ``sangre sucia´´? Se ganó su puesto de lugarteniente por algo, así que no creo que la excusa de la sangre mestiza sea un impedimento para lo que Estrella de Zorro pueda sentir hacia Pétalo de Lirio. Quizás debería de decirle sobre las miraditas que le hecha su líder cuando ella no está mirando, piensa para sí mismo el líder del Clan del Viento mientras mira sus zarpas amarronadas con la confusión palpable por toda su cara.

-¿Cómo no va a ser un tema de importancia, Pétalo de Lirio? Al haber estado mucho más tiempo que mis otros compañeros líderes en el puesto, puedo afirmar sin acto a confundirme de que muchas veces se da el caso de un amorío entre un lugarteniente y un líder. En mi caso, por ejemplo, jamás podré sentir nada por mi propia lugarteniente, Brisa Oscura. No es porque me caiga mal o no la pueda soportar ni nada por el estilo. Es sólo porque yo veo a Brisa Oscura como una pequeña cachorrita que aún está comenzando a vivir los mejores días de su vida. No, puedo afirmar que jamás seríamos pareja -afirma el blanquecino con completa convicción. -Pero sé que ustedes dos podría llegar a ser algo más que unos simples ``líder y lugarteniente´´. El consejo que te daré es que mires a tus espaldas una vez que dejes a tu líder. Te encontrará alguna que otra sorpresa mientras caminas hacia tu destino, créeme joven Pétalo de Lirio. No seré el más indicado para decirlo, pero al menos inténtalo y verás.

>>Parece que el día se va a poner un poco más frío, si es que eso puede ser posible -anuncia mientras mira al cielo estrellado, comprobando que algunas nubes grisáceas se alzaban en lo más alto y estaban comenzando a tapar a las luminosas estrellas que decoraban el manto negro de la noche. Estrella Torcida se sacudió en su lugar, quitándose los copos de nieve que se le habían quedado pegados en el pelaje. Olfateó levemente el aire y una mirada de pesadumbre se formó en su cara. -Presiento que habrán más heladas en la noche que transcurrirá. Lo único que espero es que ésta nueva helada no se lleve a ninguno de mis gatos y que las presas que quedan en el bosque no se vean obligadas a querer adentrarse en sus guaridas y esperar a que la nieve se derrita. Si eso pasa… estoy completamente seguro de que muchos gatos morirán de hambre… y no sólo gatos del Clan del Viento, sino de todos los clanes que se encuentran en el bosque. Ahora mismo… -sigue pronunciando el felino blanco con voz afligida por la próxima tempestad que se aproximaba hacia su hogar. -Lo único que podemos hacer es rezarle al Clan Estelar de que no pase nada malo.

Volvió a sentarse al lado de Pétalo de Lirio, sintiendo el calor de la gata a su lado. Era un poco reconfortante sentir el calor de otro gato en un lugar tan frío y solitario como los Cuatro Árboles. La verdad es que hacía tanto frío que Estrella Torcida comenzaba a tiritar levemente bajo su pelaje blanquecino. Y encima se aproximaba una tormenta a lo lejos, más hacia el norte de las Rocas Altas. Genial, más nieve para que la escasez que ahora vivimos nos sea imposible de encontrar si quiera un maldito ratón para llevar al clan, piensa con notable hastío el líder del Clan del Viento mientras observaba las nubes grisáceas en el cielo, ahora casi ocupado por dichos nubarrones oscuros. Sus ojos celestes se giraron hacia la lugarteniente del Clan de la Sombra y le dio un pequeño empujoncito amigable, intentando darle ánimos en los próximos días que pasaría el bosque con la tempestad cada vez más próxima. Necesitaban todo el apoyo que pudieran recabar.

-No hay por qué preocuparse de la tempestad que viene a lo lejos, ya verás que todos saldremos de ésta y podremos vivir una estación más para ver como la estación de la Hoja Nueva llega al bosque con mejores presas y mejores tiempos de calidad -le dio otro pequeño empujón para que la grisácea cambiara a una cara mucho más amigable y brillante de la que tenía ahora mismo. Sacudió su amarronada cola mientras se estiraba, con pereza, en su lugar. -La verdad es una pena que las nubes hayan tapado las estrellas. Se estaban viendo muy hermosas en el cielo junto a la brillante media luna que se había formado en ella. A propósito, dentro de poco habrá Asamblea. Veremos como sobrellevan los demás clanes ésta escasez de alimento y de si necesitan de alguna ayudita o alguna otra cosa -guiña un ojo a la lugarteniente, manteniéndose en silencio después de haber proferido todas aquellas palabras de consuelo y reconfortancia.


Datos:
Nombre. Estrella Torcida // Crookedstar.
Lunas. 40 lunas.
Género. Masculino.
Breve Psicología. Gata pacífico que odia pelear. Prefiere entablar conversación para ganar batallas. Generoso, educado y estricto en su trabajo de líder. No soporta que los demás clanes consideren al Clan del Viento débil, por lo que trabaja incansablemente para que esto no suceda.
Breve Físico. Gato blanco, con las puntas de las orejas, zarpas y la cola por entero marrones. Su hocico es negro azabache y tiene los ojos celestes claros.
Pareja. Sin pareja actualmente (posiblemente sea NPC).


Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 71

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Pétalo de Lirio el Mar Jun 14, 2016 2:18 am

Una vez que había terminado de hablar se formo unos cuantos segundos de silencio entre ella y el líder. Al ver su rostro de confusión supuso que algo de lo que dijo lo había sacado de cuadro, pero aquello la saco de cuadro a ella porque no entendía en que pudo haberse rayado Estrella Torcida, sus palabras habían sido claras y ciertas, pero al parecer el líder no estaba del todo de acuerdo con ellos y lo dio a saber cuando al fin se dispuso a hablar.

El gato blancuzco le hablo sobre lo normal y común que era que entre lideres y sus lugartenientes haya una fuerte atracción que termine en convertirse en una relación, también le dio a entender que ella no podía asegurar que entre ella y Estrella de Zorro no se forme una relación a futuro y que las posibilidades que estas se cumplieran (según su parecer) eran altas. La pregunta que ahora rondaba por la cabeza de la felina era - ¿De donde a sacado todo eso? - sin embargo prefirió no preguntar, como dice el dicho la curiosidad mato al gato, aparte que ella no era del todo curiosa con ciertas cosas, Estrella Torcida tendrá sus motivos para decirle esto y de momento no se animaría a preguntar al respecto. Cuando la felina ya daba por terminado el tema, lo cual le alivio ya que empezaba a hacerse incomodo, el gato blanquecino retomo la palabra esta vez finalizando con un consejo para ella - El consejo que te daré es que mires a tus espaldas una vez que dejes a tu líder. Te encontrará alguna que otra sorpresa mientras caminas hacia tu destino, créeme joven Pétalo de Lirio. No seré el más indicado para decirlo, pero al menos inténtalo y verás - ahora la que estaba confundida era ella ¿a que se refería el líder? - ¿Qué mire a mis espaldas cuando deje a mi líder mientras camino a mi destino? ¿Y eso que rayos significa? - se pregunto mentalmente, honestamente lo único que tenia sentido para ella era lo de mirar a sus espaldas y con lo de dejar a su líder... tenia teorías pero aun así no estaba segura, ya tendría tiempo de meditar un tiempo sus palabras, de momento agradecía que dieran por terminado el tema para pasar a otro.

Con solo escuchar la palabra *Mas frio* vasto para que la lugarteniente subiera la vista y así comprobar que lo que decía Estrella Torcida era cierto, las nubes empezaban a colarse en el antes despejado cielo adornado por la estrellas y una media luna. La preocupación de la felina no tardo en llegar con forme el líder del Clan del Viento resaltaba la posibilidad de que aquella noche podría ser realmente helada y que esperaba que esta no se llevara mas vidas. La gata compartía ese mismo deseo y mentalmente le hizo una oración al Clan Estelar para que protegiera a sus compañeros, ya habían muerto suficientes en una sola estación, no quería que murieran mas aun, jóvenes gatos que aun tenían mucho que vivir había dejado este mundo demasiado pronto y eso era algo que le partía el corazón mas que nada - tantas vidas llenas de potencial desperdiciadas en menos de una luna... ¿clan estelar porque pasa esto? - pensó mirando las pocas estrellas que un quedaban visibles.

Desearía poder hacer mas que solo lanzar oraciones al cielo y esperar un milagro - respondió Pétalo de Lirio con un toque de amargura, el bosque ya estaba muy golpeado con la estación de la hoja caída y ahora venia una tormenta - como si no estuviéramos sufriendo lo suficiente - se dijo así misma mientras mantenía su vista perdida en la lejanía. En eso puso sentir como un pequeño empujón a su costado y al girar la vista noto que Estrella Torcida la estaba observando y por su expresión al parecer trataba de subirle los ánimos. La palabras de consuelo que le dirijo la hicieron sonreír ligeramente y darle algo mas de valor y seguridad para seguir afrontando los duros días que se avecinaban - espero que estés en lo cierto, ya han habido suficientes muertes en una sola estación - en su voz había un deje de nostalgia al recordar a cuantos cadáveres había visto salir del campamento en tan poco tiempo, sin duda alguna estas lunas se quedaran en el recuerdo de muchos gatos y estos se lo pasarían a las siguientes generaciones como un recordatorio de lo cruel he impredecible que podía ser las naturaleza.

Las ultimas palabras de aliento que le transmitió el líder hicieron que su sonrisa creciera un poco mas para luego soltar un suspiro - ahora mas que nunca los clanes debemos ayudarnos unos a los otros quieran o no, todos estamos saliendo perjudicados en estos fríos días de la estación sin hojas, y si queremos sobrevivir hay que cooperar de alguna forma olvidándonos al menos por un momento que somos enemigos, batallas innecesarias son lo que menos necesitamos ahora, además... ya han habido suficientes muertes ¿para que crear mas?... no digo que se forme una alianza o algo por el estilo, pero al menos que de una forma u otra encontremos la forma de sobrevivir, si no lo hacen por ellos mismos al menos que sea por los cachorros que aun quedan, ellos son el futuro de cada clan, el reflejo de futuros guerreros que pueden llegar a lograr grandes cosas, ellos aun tienen una larga vida por delante que no debería desperdiciarse así como así - al finalizar esto, Pétalo de Lirio se levanto unos momentos y se sacudió la nieve que se había amontonado en su pelaje antes de volver a sentarse. De verdad que estaba empezando a helar, ya se podía sentir el frio que traería la tormenta aquella noche provocando un ligero temblor que trato de calmar, por una vez envidio el grueso pelaje que tenían la mayoría de guerreros del Clan del Trueno, a comparación de eso, el suyo era delgado y para nada protegía del frio. Al mirar a Estrella Torcida supuso que el también estaría sintiendo el mismo frio que ella, pero al menos el calor que le transmitía le reconfortaba en algo.
avatar
Mensajes : 48

Fecha de inscripción : 18/05/2016

Edad : 15

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Estrella Torcida el Miér Jun 15, 2016 7:56 pm

Las palabras de la lugarteniente hicieron que le arrancaran al blanquecino una ladeada sonrisa amistosa. Aquella grisácea estaba completamente segura de que los clanes debían de ayudarse mutuamente para sobrepasar la hambruna que se había instalado en el bosque. Debían de comenzar a tomar medidas aún si eso implicaba tener que juntarse mutuamente para sobrevivir. Mas Estrella Torcida no estaba del todo seguro que todos los líderes estuvieran de acuerdo en juntar fuerzas para sobrevivir a la escasez de alimentos. Sólo tuvo que recordar el día en que se topó con todos los líderes en las fronteras de su propio clan y del Clan del Río. Al principio se había sentido extrañado al encontrarse allí con los otros líderes, pero luego comenzó a preguntarse si había sido una señal del Clan Estelar diciéndole que debían de organizar algún plan para hacer frente a las calamidades que concurrían en el bosque. Mas no había vuelto a pensar en aquel tema tan delicado hasta ese mismo instante.

Se preguntó si sería prudente pensar sobre ello en compañía de la lugarteniente del  Clan de la Sombra, pero luego se dijo que tampoco es que le fuera a leer el pensamiento y le fuera a discutir algo sobre ello, puesto que estaba tan de acuerdo como él de que debían de juntarse para luchar contra el hambre y el frío. Sus pensamientos se volcaron hacia las líderes del Clan del Trueno y del Clan del Río. Pero no se centraron expresamente en los comportamientos de ambas gatas, sino en el aspecto que éstas presentaban. Al principio había notado algo extraño en ambas felinas, pero lo había dejado correr para centrarse en el comportamiento de cada una de ellas. Mas ahora que se ponía a pensarlo… le pareció que ambas gatas se parecían demasiado como para pasar desapercibidas. ¿Acaso serían familia o algo por el estilo? Eso sería imposible, porque Estrella de Aurora es del Clan del Trueno y Estrella Plumosa es del Clan del Río.

Entonces, ¿cómo podía explicar que ambas gatas se parecieran tanto si pertenecían a clanes diferentes? ¿Sería una simple coincidencia de que ambas fueran casi idénticas? La verdad es que tenía sus dudas de que fuera una coincidencia, puesto que en todas sus lunas nunca había visto a dos gatos idénticos, o al menos no hasta el punto en que lo había presenciado ante las dos líderes enemigas. Y no sólo eso… ambas gatas se comportaban de forma similar. Estrella de Aurora era bastante temperamental en lo que respecta a la protección de sus compañeros y de su clan, al igual que Estrella Plumosa. Ambas se enojaban si decían algo malo de su clan, reaccionando de la misma forma. Incluso arrugaban la cara de la misma forma. ¿Serían, acaso, todas aquellas situaciones solo una coincidencia de aspectos? Si el Clan Estelar hubiese querido que dedujera que ambas son hermanas…ya me hubiera dado más pista para resolverlo, piensa para sí mismo el blanquecino.

-Está haciendo cada vez más frío -dice el líder del Clan del Viento, sacado repentinamente de sus pensamientos por una fría ráfaga de viento; mientras se sacude de encima los copos de nieve adheridos a su pelaje blanco. -Creo que ésta noche caerá una gran nevada, será mejor que nos preparemos para pasar una helada noche. Si hubiera un poco más de follaje me lo hubiera llevado a mi guarida para taparme con todas esas hojas y entrar un poco más en calor. O es eso o instalarme en la guarida de los guerreros para no morir congelado en mi propia guarida. Imagínate, sería el primer líder en toda la historia del bosque que muere congelado en su propia guarida -bromea el blanquecino mientras mueve los bigotes debido a la gracia que le causó su propio chiste. -Aunque la verdad me preocupa más el hecho de morir a causa de la neumonía, porque podría propagarse por el campamento y que mueran más de mis guerreros. Eso sería lo último que quisiera para ellos…

De repente, un fugaz recuerdo pasa rápidamente por su mente, haciendo que el líder del Clan del Viento rememorara hechos ocurridos en el pasado. Se vio a sí mismo como un aprendiz de apenas unas siete lunas de edad. Aquella estación Sin Hojas era especialmente fría, mas no tan fría y escasa como la que estaban viviendo ahora mismo en el bosque. Recordó que una neumonía se había instalado en el campamento y que se estaba llevando rápidamente las vidas de sus compañeros. Incluso él mismo había caído enfermo por culpa de aquella enfermedad, pero gracias al curandero de aquel entonces, pudo salvarse con no más que un pequeño resfriado. Mas algunos de sus compañeros no tuvieron la misma suerte que tuvo él. La neumonía acabó con todos ellos de un plumazo, dejando al Clan del Viento con muy pocos guerreros que pudieran hacerse cargo de las actividades habituales en el campamento, haciendo que los aprendices cargaron con los cargos que habían dejado vacíos sus fallecidos compañeros.

-Creo que deberíamos de hacer algo al respecto con la situación que estamos viviendo -anuncia el líder con los ojos clavados hacia la nada. Salió de su estupor como si un aleteo de una paloma acabara de estallarle en todo el morro. -Deberíamos de hacer una Asamblea provisional para debatir sobre qué es lo que deberíamos de hacer con el hambre que estamos viviendo. Si seguimos a este ritmo, las batallas entre nosotros por cada pedazo de comida acabaran con nuestras vidas más rápido que el hambre. Me preocupa que no podamos sobrevivir hasta la próxima estación de la Hoja Nueva y que eso signifique la destrucción de los antiguos cuatro clanes del bosque -su voz estaba cargada de una gran pesadumbre, pensando en que el fin de los clanes del bosque podía estar muy cerca. -Pienso que debemos de hacer una Asamblea dentro de unas tres noches a más tardar. La situación se ha vuelto a tal punto en que ya no podemos ni convivir en un mismo lugar sin arrancarnos el pelaje. ¿Qué piensas al respecto sobre esto, Pétalo de Lirio? -pregunta a la lugarteniente, interesado sobre la opinión de la misma.


Datos:
Nombre. Estrella Torcida // Crookedstar.
Lunas. 40 lunas.
Género. Masculino.
Breve Psicología. Gata pacífico que odia pelear. Prefiere entablar conversación para ganar batallas. Generoso, educado y estricto en su trabajo de líder. No soporta que los demás clanes consideren al Clan del Viento débil, por lo que trabaja incansablemente para que esto no suceda.
Breve Físico. Gato blanco, con las puntas de las orejas, zarpas y la cola por entero marrones. Su hocico es negro azabache y tiene los ojos celestes claros.
Pareja. Sin pareja actualmente (posiblemente sea NPC).


Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 71

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Pétalo de Lirio el Sáb Jun 18, 2016 10:55 pm

Meditando la propuesta de Estrella Torcida guardo silencio por unos momentos viendo los pro y contra de aquella idea, aunque si somos honestos a Pétalo de Lirio no se le pudo ocurrir mejor idea que esa, era lo mas conveniente viendo la situación en la que estaban los cuatro clanes, tenían que hacer algo de una vez o muy pocos llegarían a la estación de la hoja verde para disfrutar de las abundantes presas y el agradable calor que les brindaba el sol - NO, ellos son fuertes podrán aguantar, pero... aun así no puedo quedarme sin hacer nada, esta misma fe que les tengo puede incluso ser la causante de su destrucción al confiarme tanto de que podrán aguantar hasta que el sol vuelva a reinar el cielo, no puedo estar segura de nada, ya hasta algunos de nuestros mas fuertes guerreros han perecido, no puedo arriesgarme de esta manera - piensa la felina atigrada con notable preocupación.

Pasaron otros largos segundos hasta que al fin estuvo completamente segura que una asamblea provisional era la mejor idea de momento para buscar alguna solución a esta escases de alimento y abundancia de frio. Ahora estaba el principal problema que impedía que esta idea se realizase: los cuatro lideres de los clanes. De por si ya tenia el visto bueno del líder del clan del viento, pero ahora quedaban los otros tres clanes y convencerlos iba a ser bastante complicado. Según sabia, las lideres del clan del rio y trueno eran difíciles de tratar, muy temperamentales y posiblemente difíciles de convencer o persuadir aun mas si se trataba de una especie de alianza temporal, y con referencia a su propio líder... no estaba tan segura de cual podía ser su respuesta, pero aun así al menos tenia que tratar.

Me parece que aquello es lo mas conveniente de momento y mas aun con la situación actual, ya esta mas que comprobado que cada clan por su cuenta no esta llevando bien esta estación sin hojas, pero hay una posibilidad de que si todos colaboramos entre nosotros podamos sobrevivir hasta que vuelva el sol - por un momento fijo su vista al oscuro cielo y luego a la lejanía por donde ya se empezaba a acercar la tormenta - el tiempo se nos acaba con cada día que pasa, si no se hace algo así como dices terminaremos congelados y peleándonos por cada mísero trozo de carne que se encuentre... pero el problema ahora es que dirán Estrella de Aurora, Estrella Plumosa y Estrella de Zorro, convencerlos no será fácil - dijo de forma pensativa mientras ordenaba un poco las ideas en su cabeza - y mas aun si hablamos de Estrella de Aurora y Estrella Plumosa, ambas suelen ser temperamentales y pueden ofenderse si les ofrecemos ayuda ya que pueden pensar que estamos considerando a sus clanes como débiles - todo esto era bastante complicada a decir verdad, de alguna u otra forma tendría que convencer a los lideres de los otros tres clanes de que por un momento se olvidaran de la rivalidad y el orgullo para poder sobrevivir.
avatar
Mensajes : 48

Fecha de inscripción : 18/05/2016

Edad : 15

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Estrella Torcida el Vie Ago 26, 2016 9:33 pm

Su celeste mirada recorrió el atigrado y plateado cuerpo de la lugarteniente enemiga, clavándose en las facciones de la cara de ésta. ¿Qué es lo que podría estar pensando ahora? ¿Qué es lo que su pequeña cabecita pudiera estar maquinado? Las preguntas se aglomeraban en su cabeza mientras intentaba discernir algún atisbo de desconfianza en la cara de la enemiga. Mas no pudo encontrar más que reflexión en la mirada azulada de la gata. Parecía que se encontraba debatiéndose entre si debía de ofrecerle su opinión o reservársela y ofrecérsela a su propio líder. Una leve sonrisa apareció en su blanquecina mirada, siendo colapsada por una repentina racha de viento helado que le alborotó su denso pelaje blanco. Sea lo que sea que estuviera pensando Pétalo de Lirio, él no podía quitarse de encima aquella insana sensación de que algo malo estaba a punto de ocurrir. ¿Qué es lo que el Clan Estelar está intentando decirnos? Se dice mentalmente mientras observa al cielo, intentando descifrar alguna señal de los antepasados guerreros. No pudo encontrar nada en las alturas.

Bajó su mirada hacia sus patas delanteras, removiendo la fría escarcha que le mojaba un poco el pelaje. ¿Acaso los antepasados guerreros habían decidido que los gatos de los cuatros clanes del bosque debían de desaparecer? No, eso sería imposible. Los gatos del Clan Estelar se preocupaban por lo que pudiera llegar a pasarles. Entonces, ¿quién había mandado aquella cruda estación Sin Hojas, la cual estaba comenzando a acabar con todas y cada una de sus fugaces vidas? Por culpa de aquella fría estación, había comenzando a sentirse mucho más mayor de lo que era. Parecía como si las lunas que les había otorgado los gatos de su ceremonia de líder le pesaran sobre los hombros, hundiéndolo poco a poco en su escuchimizado cuerpo delgado. No pudo evitar soltar un resoplido de indignación ante lo que se encontraba pensando, diciéndose a sí mismo lo mal estaba comenzando a vivir la estación vigente en el bosque. Pero no por ello me rendiré, se maúlla internamente con fuerte convicción y férreo espíritu.

Sus compañeros de clan necesitaban a un líder que pudiera darles la fuerza interna que debían de poseer para enfrentarse a las inclemencias de la naturaleza. Él necesitaba salvar a su clan, aún a costa de todas las vidas que aún le quedaban. Debía de ser fuerte ante los acontecimientos que el bosque estaba viviendo, no quejándose sobre la Gran Roca. Debía de mostrarse firme, férreo, determinado ante las decisiones que tomaba. Muchos de sus compañeros, de sus amigos del clan; no conseguirían sobrevivir. Pero los demás debían de continuar con sus vidas, aunque le duela el recuerdo de haber perdido a tantos amigos por el camino. Debía de continuar con la vida y con el liderazgo del clan. Volvió su mirada hacia la lugarteniente del Clan de la Sombra y no pudo evitar auto compadecerse de ésta. Aún era bastante joven y tenía una larga vida que vivir. Posiblemente, aquella gata atigrada tuviera el deseo de tener cachorros algún día, y puede que ésta estación Sin Hojas acabe con su vida sin que ésta pueda ver hecho ese sueño realidad.

Sacudió la cabeza vigorosamente, intentando quitarse los sentimientos de su pecho. Siempre se había odiado a sí mismo por ser un blando con los demás. No quería compadecerse de sus enemigos, pero ver a un gato herido o al borde de la muerte hacía que en su pecho se disparase algo y no pudiera controlarse en querer ayudarlo. Removió con mayor briosidad la escarcha que tenía delante, intentando zafarse de aquel insano sentimiento. Bastante tenía ya con las penurias que ocurrían en su campamento como para preocuparse por los gatos del Clan de la Sombra. Ellos tenían a un líder que pudiera sacarlos de la hambruna, un líder que no dudaría en morir por su clan. Si, eso mismo. El Clan de la Sombra contaba con Estrella de Zorro para resolver sus problemas. Si algo malo ocurría, Estrella de Zorro solucionaría los problemas que allí se presentasen. No debía de sentir compasión por ellos, ya estaban bien atendidos por el líder rojizo. Miles de pensamientos como ése continuaron divagando por su cabeza antes de que la plateada lo interrumpiera.

-¿Cómo dices? -Se susurra el líder del Clan del Viento sin comprender nada de lo que le decía la hembra. Segundos más tarde, recordó la pregunta que le había hecho a la gata y no pudo evitar sentir como un calor lo recorrió por debajo del pelaje. Menos mal que Pétalo de Lirio no se había dado cuenta de que no se había percatado, en un principio, de lo que le estaba diciendo. Una vez enterado del asunto, irguió su orejas y escuchó con atención lo que la felina plateada pudiera llegar a opinar sobre el tema. Más compasión volvió a atenazarle el pecho cuando escuchó que habían muerto ya varios de los compañeros de la atigrada. No sientas compasión, Estrella de Zorro ya está con ellos para resolver los problemas. Extrañamente, mientras la gata hablaba, una calma comenzó a llenarlo internamente. No entendía el por qué de aquella extraña calma, pero decidió dejar de pensar en ello y escuchar a la lugarteniente con su aciago relato sobre qué es lo que debían de hacer ahora mismo. Una leve sonrisa apareció en su cara blanca.

-Parece que tienes las ideas claras, jovencita. -Maúlla el líder a la lugarteniente mientras sonría muy levemente, siendo su sonrisa casi imperceptible. Le parecía impresionante la determinación y el fuego que la hembra sentía por su clan. Le gustaba saber que la gata atigrada se preocupaba por todos sus compañeros y que no fuera como la antecesora de Estrella de Zorro, la cual había sido mezquina con todos y cada uno de los integrantes del Clan de la Sombra. -No hay por qué comunicarles a las líderes del Clan del Trueno y del Río todo lo que hemos estado hablando hoy. No tienen por qué enterarse de lo que ha pasado aquí. -Maúlla el líder con calma, aún con su sonrisa patente en su blanquecina cara delgada. -Puede que Estrella Plumosa y Estrella de Aurora no estén del todo conforme con lo de la Asamblea provisional, no yo mismo aún me siento conforme con ella, pese a mis palabras anteriores. Por eso, es mejor dejar ese tema de lado… por el momento. -Anuncia el macho con calma, cuidando todas y cada una de sus palabras.

>>Ahora e de regresar a mi campamento. Hay compañeros que necesitan de mi liderazgo. Puede que algún día… volvamos a tener ésta pequeña… conversación, Pétalo de Lirio. -Maúlla mientras se da la vuelta y mira por encima del hombro a la hembra plateada con una sonrisa. -Por el momento, sería mejor que mantuvieras esto en secreto. Puede que a tu líder no le haga mucha gracia que su lugarteniente haya estado hablando pacíficamente con otro líder. Quizás pueda ponerse… un poco celoso. -Maúlla esto último mientras sus bigotes se mecían de arriba abajo debido a la gracia que le había causado su propia frase. -Nos veremos en otra ocasión, Pétalo de Lirio. Que el Clan Estelar proteja a tu clan de todas las calamidades que están a punto de acontecer. -Se despide el líder del Clan del Viento, bajando de la Gran Roca y cojeando levemente hasta los arbustos que indicaban la seguridad de su territorio. No miró atrás en su travesía, ni siquiera cuando alcanzó lo alto del barranco y se internó en el páramo. Lo único que quería ahora mismo, era llegar al campamento y ayudar a los más débiles.

Spoiler:
Off Rol: Perdona por dejarte colgada en el rol, pero ya estoy aquí de nuevo. Ya puedes finalizar el rol con un último post ^^


Datos:
Nombre. Estrella Torcida // Crookedstar.
Lunas. 40 lunas.
Género. Masculino.
Breve Psicología. Gata pacífico que odia pelear. Prefiere entablar conversación para ganar batallas. Generoso, educado y estricto en su trabajo de líder. No soporta que los demás clanes consideren al Clan del Viento débil, por lo que trabaja incansablemente para que esto no suceda.
Breve Físico. Gato blanco, con las puntas de las orejas, zarpas y la cola por entero marrones. Su hocico es negro azabache y tiene los ojos celestes claros.
Pareja. Sin pareja actualmente (posiblemente sea NPC).


Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 71

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Pétalo de Lirio el Miér Ago 31, 2016 2:02 am

Por un momento dudo si era lo mejor guardar el secreto sobre aquella charla con Estrella Torcida, pero al cabo decidió hacerle caso al líder del clan del viento, pero sabia que tarde o temprano tendría que comunicarle a Estrella de Zorro sobre esto para saber la opinión que tenia respecto a este tema, pero mientras ella misma tendría tiempo para pensar con mas tranquilidad sobre todo esto y meditar si en verdad todo eso de una unión temporal seria lo mejor para lo clanes, siempre antes de hacer algo de suma importancia, se lo pensaba mas de una vez para estar completamente segura, podría ser que hubieran mas posibilidades pero se las estuviera pasando por alto por distraída o porque simplemente ya tenia muchas cosas en las cuales debía pensar, eso sin contar sus responsabilidades como lugarteniente del clan y que habían gatos que confiaban en ella para sacarlos adelante junto a su líder, solo esperaba estar a la altura para poder lograrlo.

Igualmente Estrella Torcida, que el Clan Estelar te proteja a ti y a tu clan de esta fría estación - se despide la gata mientras el felino blanco baja de la gran roca y se retira a su territorio sin mirar atrás. Pétalo de Lirio se quedo en su lugar por unos segundos con la mente divagando en miles de temas, pero al cabo volvió en si y se encamino hacia su territorio, seguro algunos ya se estarán preguntando en donde se había metido la lugarteniente, por lo cual esta apresuro el paso para llegar mas rápido al campamento, en el camino cazaría algo para no llegar con las patas vacías. Su vista se fijo en la tormenta que se estaba acercando a lo lejos, también debería advertir al clan de eso para que se preparen para una muy helada noche y también ver si se encontraba con alguna patrulla para así decirles que ya volvieran al campamento, no necesitaban mas gatos enfermos por el frio. Soltando un suspiro cansado miro el cielo nocturno, aquel había sido un día largo, mas ahora tenia mucho el lo cual pensar.

ROL FINALIZADO
avatar
Mensajes : 48

Fecha de inscripción : 18/05/2016

Edad : 15

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugares Conocidos [Privado Pétalo de Lirio y Estrella Torcida]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.