Últimos temas
» Apareciendo por PRIMERA VEZ
Lun Oct 31, 2016 7:14 pm por Pequeña Sombría

» Ficha de Pequeña Sombría
Sáb Oct 29, 2016 2:11 pm por Pequeña Sombría

» Ficha de Pequeña Moteada
Vie Oct 28, 2016 3:53 pm por Estrella Torcida

» Wanna fight with darkness? // Beatlepaw's ID
Vie Oct 28, 2016 3:48 pm por Estrella Torcida

» Mi primer NPC's
Jue Oct 27, 2016 8:36 pm por Pequeña Sombría

» Historias de Un Nuevo Amanecer
Lun Oct 24, 2016 10:00 pm por Brizna del Amanecer

» Afiliación Elite ~ Luna Creciente
Jue Oct 20, 2016 2:54 pm por Invitado

» Avisos sobre Historias de un Nuevo Amanecer
Lun Oct 17, 2016 8:10 pm por Brizna del Amanecer

» Historias de un Nuevo Amanecer (Linea Tormentosa)
Lun Oct 17, 2016 8:06 pm por Brizna del Amanecer

» Beso, abrazo o patada [JUEGO]
Vie Oct 14, 2016 6:46 am por Zarpa de Escarabajo

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 1/5
Directorios y Recursos
Afiliados Élite 18/??
subir imagen

El crepúsculo incierto, grato al alma |Libre|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El crepúsculo incierto, grato al alma |Libre|

Mensaje por Grito de Azor el Vie Jun 17, 2016 3:19 am

Había ido sin muchas ganas, pero había ido por que su clan así lo necesitaba.

La estación Sin Hojas era la más dura de todas las épocas. El alimento era escaso y el verdor que alguna vez vistió al bosque no era sino un lejano recuerdo vestigial escondido entre la cellisca y la escarcha. Ahora, la  tierra yacía sumida en uno de los más profundos sueños de las doce lunas, uno que resentía a sus habitantes.

Por eso había vuelto allí, al lugar que no le provocaba recordar y que aun así lograba colarse en su mente de vez en vez. El pasado nunca nos abandona, piensa el gato de tonos grises mientras se adentra en un jardín de un nido de los dos patas, el cual parecía prometedor para el encuentro de hierbas medicinales.

El clima invernal los había golpeado con toda su furia. Si había hambre, no era raro que hubiera enfermedades, y aquella preparación del último cuarto de luna de la Hoja Caída para su inventario, pareciera ya flaquear cuando no estaban ni bien adentrados en la dura estación.

Todo se está volviendo un maldito dolor de cola — mascullo Grito de Azor, a la vez que removía algo de nieve buscando alguna señal de vida, pero pronto se dio cuenta de que tomaría más de lo imaginado. Debajo de la capa nival se encontró con tierra, negra y apagada. Allí no había realmente nada.

Dejo salir un suspiro, y la calidez de su aliento convertido en una estela blanca se deshizo con violencia tras una sorpresiva ráfaga que también le revolvió el pelaje —¡Agh! Maldición…— gruño el Curandero. Rápidamente se sentó y empezó a acicalarse, arreglando el desorden de su pelo con ensimismamiento.

Una mueca se trazo en su cara, había acomodado su semilargo manto ahumado lo mejor que había podido, pero cuando menos se dio cuenta, el sol empezó a llevarse su luz y la posibilidad de una nevada arreciaba desde el norte con un cumulo de  grises nubes. Y así tal cual, el Curandero recogió la hoja de borraja que cargaba con algunos cuantos  "golpes de suerte y mucha determinación", como le había llamado al encuentro de un puñado de nébeda y algunas hojas de menta, para volver a paso veloz en dirección a su hogar.

Era cierto eso que decían que los días duran menos en los tiempos  más fríos. Sus verdes ojos se toparon con la negrura y las sinuosas sombras del  los arboles para cuando salio del lugar de los Dos Patas. Volver no le llamaba la atención y adentrarse así como así  al bosque… bueno, siempre podría inmortalizarse en una especia de paleta gatuna. A lo mejor me alaban cuando me encuentren y  si no, voy y les tiro de las zarpas— dijo entre dientes, negado a soltar su paquete, pero considerando la opción.

Una boca negra se extendía frente a él y renovado por las posibilidades, empezó a dar marcha, sumergiéndose en las aparentes fauces de la nada. La nieve crujía ante sus pasos y el viento gélido parecía entonar una canción funesta entre las ramas desnudas de algunos árboles. Solo falta que algo me mate, se le ocurrió con ironía Grito de Azor mientras transitaba el lugar. Se detuvo de repente, sus orejas se movieron inquietas. Escucho un crepitar de pisadas en medio del silencio de un bosque muerto en la hora nocturna y al fin, temió por su vida.
avatar
Mensajes : 9

Fecha de inscripción : 29/10/2015

Curandero
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El crepúsculo incierto, grato al alma |Libre|

Mensaje por Estrella de Zorro el Lun Ago 29, 2016 11:58 pm

Las cosas no marchaban bien en el campamento del Clan de la Sombra: Según el último reporte de Pétalo de Lirio, faltaban hierbas medicinales,no habia absolutamente nada en el montón de carne fresca,un aprendiz habia muerto de hambre y una reina habia perdido dos frias por el frio. La horrible situacion que azotaba a su clan habia que en el corazon de Estrella de Zorro creciera un gran dolor que se iba haciendo cada vez mas grande con cada copo de nueve que caía. Estrella de Zorro estaba decidido a ayudar a su clan fuera como fuera así que salió del campamento con un patrulla y se fue a cazar. Para cuando el sol estaba en lo más alto,  la patrulla, habia logrado cazar dos ranas,una ardilla y dos ratones,nada mal. Los más débiles del clan pudieron comer un poco y recuperar algo de fuerza.

Mas tarde paso por la guarida del curandero y este le dijo como eran las hierbas que más falta le hacían y le explico mas o menos como era para que pudiera encontrarlas. Fuera del campamento las cosas no estaban mejores: el frío era como una manta que abrazaba a todo gato que saliera de su cálido campamento, el silencio daba señal de la poca vida que un habia en el bosque y el cielo daba a entender que el frío estaba, aun, muy lejos de irse. Camino hasta las fronteras del territorio, aunque no le gustara, la plata que necesitaba estaba mas allá del territorio del Clan de la Sombra,no le gustaba robar y no era un ladrón, pero por su clan estaba dispuesto a hacerlo.

Camino por todos los territorios ajenos pero apenas y encontró un poco de la planta que necesitaba,se sintió un poco mal por eso,con tan pocas plantas nunca lograría ayudar por completo a su clan a mejorar su condición. Gracias a su largo pelo,Estrella de Zorro, no se habia resfriado ni nada parecido pero aquellos que no corrían la misma suerte estaban destinados a enfermar e incluso morir por ello. En eso pensaba estrella de Zorro cuando un olor inundo su nariz: Clan del Río. Sin embargo, estaba de suerte parecía que solo era un gato y, al acercarse mas, pudo confirmarlo. Nunca habia visto a ese gato en su vida pero por las hierbas junto a el pudo darse cuenta que era curandero y, por su olor, se dio cuanta que era el curandero del Clan del Río, quizá el podría ayudarle con las hierbas que le pidió su propio curandero.

Con cuidado se acerco al gato gris hasta quedar a unas colas de distancia de el-Hola- saludo amablemente y, al olor miedo en el felino del clan enemigo,  se sentó, dejo las hierbas en el suelo y se presento-Me llamo Estrella de Zorro,líder del Clan de la Sombra. Me temo que no te conozco y si te eh visto antes no lo recuerdo con claridad pero puedo apreciar que eres el curandero del Clan del Río-Dijo con una pequeña sonrisa en el hocico.
avatar
Mensajes : 47

Fecha de inscripción : 29/10/2015

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El crepúsculo incierto, grato al alma |Libre|

Mensaje por Grito de Azor el Jue Sep 15, 2016 11:38 pm

Dio un brinco instintivo, levantando cellisca ante el susto. Con el corazón a punto de salírsele del pecho y el pelaje erizado, volteo rápidamente hacia el lugar de donde había venido la voz, y justo allí se encontró con otra criatura. La familiaridad entonces fue después evidente. Entrecerró sus verdes ojos para ver mejor, apretando instintivamente la hoja de borrasca entre sus fauces como si temiera un robo. A pesar de la oscuridad, una figura felina  con la apariencia ígnea de un zorro le miraba fijamente, para posteriormente presentarse con un vocablo que invitaba a la confianza.

¿Y este? ¿Qué pinta aquí?

Con su nervio apaciguado, se acerco al líder del Clan de la Sombra. Lo observo con escrutinio, de cola a orejas con ceño fruncido, definitivamente era quien decía, y esa peste a basural que se colaba en sus fosas nasales solo daba más peso al verbo ajeno.

Soltó bruscamente, a su lado, el importante paquete que traía — ¡¿C-COMÓ DESCONOCE MI NOMBRE?! —  Vocifero indignado, le resultaba el colmo no ser identificado, mas aun por lo que suponía ser la cabeza de uno de los cuatro clanes  — Debes tener el cerebro lleno de inmundicia como para no saberlo o si quiera recordarlo. ¿Cómo se supone que guías a los tuyos? —siseo,  dejando entrever su blanca dentadura en desagrado. No le hizo ni un poco de gracia lo que había escuchado.

Al menos se puede rescatar que recuerdas mi noble rango. Efectivamente soy el Curandero del Clan del Río. Grito de Azor es como me llaman, que no se te vuelva a olvidar cachorro. Yo que usted empezaba a indagar quien es quien, a menos que desee ser la vergüenza para su clan—  gruño, blandiendo con fuerza su cola en aire, dejando ver que no era de los que perdonaban fácilmente.

Se volteo, dando la espalda, había tenido suficiente con el susto y la ofensa, no deseaba lidiar mas con un individuo que le resultaba un completo ignorante.  Agacho su cabeza, dispuesto a recoger su hoja de borraja, mas  antes de hacerlo, logro ver por el rabillo de su ojo un puñado de hierbas sobre la nieve, cercano a donde estaba el otro macho.

Grito de Azor entonces se detuvo, volvió a elevar la testa y levantó una  ceja  en desconcierto  —¿No me diga que eso lo ha recogido usted?– cuestiono incrédulo  el gato, no se tragaba el solo pensar de que el propio líder del “temible” Clan de la Sombra le fuera a llevar tal miseria a Cielo Nocturno —¿Verdaderamente llevara esas hierbas a vuestro curandero o acaso es solo una fachada para buscar alimento en territorio ajeno? —añadió el ahumado con descaro.

Era una época dura, quizá la más cruel que el Curandero hubiera visto en su vida. Ya no le sorprendía al ahumado ver alguno que otro aprendiz escabulléndose donde no debía, rompiendo el código, pero por una buena razón ¿Por qué debería ser diferente un líder novato?

Los medios justifican el fin.
avatar
Mensajes : 9

Fecha de inscripción : 29/10/2015

Curandero
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El crepúsculo incierto, grato al alma |Libre|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.