Últimos temas
» ¡Reapertura!
Mar Oct 31, 2017 10:20 pm por Admin

» Personajes Canon
Mar Oct 31, 2017 10:14 pm por Admin

» Ferret || ID
Dom Oct 29, 2017 8:42 pm por Lilbub

» Mad Hatter | Wolfpaw's ID |
Sáb Oct 28, 2017 9:45 pm por Lilbub

» ~Datos de Afiliación~
Vie Oct 27, 2017 10:59 pm por Wolfpaw

» Modelo de Relaciones
Miér Oct 25, 2017 8:03 pm por Admin

» Modelo de Cronología
Miér Oct 25, 2017 8:02 pm por Admin

» Embarazos y cachorros
Miér Oct 25, 2017 7:29 pm por Admin

» 15 || Guía de Presas
Miér Oct 25, 2017 7:27 pm por Admin

» 14 || Guía para Nuevos Usuarios
Miér Oct 25, 2017 7:27 pm por Admin

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Élite 18/??
nombre del foro

Ficha Tormenta Llameante

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha Tormenta Llameante

Mensaje por Tormenta Llameante el Sáb Jul 09, 2016 1:33 pm

Tormenta Llameante
19
Guerrera
Datos Básicos
• Explicación del Nombre:
Tormenta: Rápida y Feroz
Llameante: Por su color rojizo de pelo
• Nombres Anteriores: Pequeña Llama, Zarpa Llameante
• Nombres a Continuación: Estrella Llameante
• Género: Femenino

• Datos Extra:
1-Prefiere luchar antes de hablar.
2-Se lleva bien con los proscritos, los entiende y apoya que coman y busquen refugio en su territorio si eso sirve para no dejar que mueran más gatos.
3-Se deja llevar por la ira y puede hasta matar a un amigo si ella descubriera que por algún motivo y por ilógico que suene ayudó a matar a Garra Escarlata y a su padre, Tormenta Letal. Nadie sabe este pequeño detalle, sólo ella.
4-Es leal a su clan y al Clan Estelar.
5-No soporta a los Dos Patas peró les debe una por cuidar tan bien de su cachorrita.
6-Su sueño es viajar lejos del bosque junto a Ala de Cuervo y no volver en tres lunas. Nunca lo ha hecho, eso sólo le daría más razones al clan para desconfiar de ella.
7-Se lleva muy bien con su hermana Ambarina.
8-Admira a Ala de Golondrina.
9-La pequeña cachorrita fué acogida y cuidada por los Dos Patas que le han puesto un nombre, Furry! Tormenta Llameante la vigila siempre que puede sin que Furry se entere ya que ella no sabe nada.
Fisico
Tormenta Llameante es una gata atigrada pelirroja con ojos verde esmeralda y bigotes largos y blancos. Su pelo rojizo es imposible de confundir incluso en la noche más oscura, pero gracias a su sigilo es capaz de pasar desapercibida aunque tenga el viento en su contra. Sus garras son bastante largas, eso le da ventaja. En su pierna derecha presenta una profunda cicatriz ya cubierta por su pelaje producto de una batalla con Ala de Cuervo y ella contra un mortífero tejón. Dotada de una increíble velocidad y agilidad, la gata es de los más rápidos en el clan. A la hora de atacar, Tormenta Llameante no posee mucha fuerza, la destreza es su principal ataque. Ella también se ayuda de su mente rápida para localizar los puntos débiles para atacar con mayor ventaja.
Personalidad
Tormenta Llameante tiene un carácter fuerte y prefiere luchar antes que hablar. No es tímida pero es una gata muy reservada y sólo confía en sus mejores amigos. Aunque parezca bastante hostil, siempre está dispuesta a recibir con los brazos abiertos a todo aquel que, gracias al Clan Estelar, sea incluido al clan. Sólo con excepción de aquellos que los hayan atacado antes a sus amigos o al clan y a los gatos domésticos (depende de que los haya traído allí) aunque respeta a todos los gatos. Es muy orgullosa y le encantan las aventuras. Se deja llevar demasiado por la ira y puede atacar a qualquier gato que le haya hecho daño a ella o a alguien importante para ella. Es muy leal al líder y al Clan Estelar y respeta y sigue el código guerrero tanto como su manera de ser lo permite.
Historia
La madre de Tormenta Llameante pertenecía al Clan del Trueno pero su padre era un exiliado del clan de la sombra, un asesino que se escondía entre las sombras, el líder de una banda de proscritos. Por esa razón, Tormenta Llameante era vista como un desconocido a los ojos de ciertos guerreros aunque ella no lo sabía. A las seis lunas, Pequeña Llama fue nombrada aprendiza con el nombre de Zarpa Llameante. Su mentora, Hojaverde, le enseñó todas las técnicas de sigilo, acecho, ataque y defensa y Zarpa Llameante descubrió todas las fronteras, sitios para cazar y el Sendero Atronador. Con el tiempo, también hizo un amigo, Zarpa Escarlata. Con él iba a todos los sitios. El pelaje negro de Zarpa Escarlata la tranquilizaba y cada vez que miraba sus ojos color café sentía que todos sus problemas se desvanecían en un suspiro. Nunca supo quiénes eran sus padres y nunca le habló de su pasado pero tampoco importaba, su mejor amigo seguía con vida y superaban todas las dificultades juntos. Unas lunas más tarde, los dos amigos fueron a la asamblea por primera vez. Los cuatro árboles teñidos de primavera le hicieron brillar los ojos y los olores mezclados de los clanes le despertaron miles de emociones dentro suyo. Ese día se recostó sobre el musgo con todos sus huesos cansados, pero feliz. Poco a poco, Zarpa Llameante empezó a asistir en todas las asambleas conociendo a todos los gatos. Había uno en especial que le llamaba la atención, un aprendiz del Clan de la Sombra llamado Zarpa de Cuervo. Aunque ella era como su madre, respetaba a todos los gatos vinieran de donde vinieran, Zarpa Escarlata no era demasiado confiado y hacía lo posible para mantener a su amiga lejos de peligro. Con el tiempo, Zarpa Llameante acudió a más asambleas que su amigo y, por esa razón, Zarpa Llameante creó un vínculo especial con Zarpa de Cuervo, el misterioso aprendiz. Un día, Zarpa Llameante se desvió de una patrulla donde iba su mentora y se perdió en el bosque. Estuvo divagando durante bastante tiempo hasta que se encontró cara a cara con el aprendiz del Clan de la Sombra. Empezaron a discutir. Zarpa Llameante entendía la importancia de las fronteras y al saber que Zarpa de Cuervo estaba cazando en el territorio del Clan del Trueno decidió que lo atacaría. Zarpa de Cuervo no esquivó el golpe sin embargo era más fuerte y atacó a Zarpa Llameante arañándola cerca del omóplato. Tormenta Llameante le devolvió el golpe apuntando hacia la barriga, Zarpa de Cuervo cayó por el suelo haciéndose el muerto. Zarpa Llameante pensó que realmente lo había matado así que se acercó a él. Se sorprendió al ver que el aprendiz estaba fingiendo pero ya era demasiado tarde, Zarpa de Cuervo la tiró al suelo. “Cada media luna aquí y verás que puede hacer un gato del Clan del Trueno cuándo invaden su territorio” dijo Zarpa Llameante levantándose. Fué así como Zarpa de Cuervo y ella empezaron a mantener una relación más estrecha y terminaron por enamorarse. En una de las asambleas, el líder del Clan de la Sombra anunció en la gran roca que Zarpa de Cuervo ahora era Ala de Cuervo, el nuevo Guerrero del Clan de la Sombra. Ala de Cuervo y Zarpa Llameante se encontraban normalmente en el bosque para escaparse de sus obligaciones regulares e ir a cazar juntos. En una de sus aventuras, Zarpa Llameante y Ala de Cuervo se encontraron un tejón al que mataron con dificultad pero no sin dejarles graves secuelas. En otra cruzada, se enfrentaron a nubes con patas que invadieron su territorio. Zarpa Llameante lo mantuvo todo en secreto y, si un día estba desaparecida y volvía sigilosamente con un gran tajo en el hombro, ponía alguna excusa y se ofrecía para cuidar de los veteranos. Aunque eso conllevaba muchos problemas, Zarpa Llameante era una aprendiza, no una guerrera. Estuvo castigada a cuidar de los veteranos y a no ir a las asambleas durante cinco lunas. Eso aumentó más la desconfianza del clan hacia ella.
Unas lunas más tarde, Zarpa Llameante cruzó el claro junto su amigo, Zarpa Escarlata, para convertirse en guerrera. El líder se acercó a ellos y les dió el nuevo nombre de guerreros, Tormenta Llameante y Garra Escarlata. Tormenta Llameante ronroneó de felicidad junto su amigo. Ese día no lo olvidarían jamás; la noche en vela, el silencio sepulcral que invadía el campamento, el búho que ululaba de vez en cuando… El día siguiente les enviaron a una partida de caza junto a Mariposa del Alba, Garrapata Feroz y Hojaverde. Llegaron hasta un claro muy lejano del campamento dónde abundaban las presas. Cuando todo estaba en calma, notaron que algo se movió por los arbustos de alrededor. Todos los gatos se prepararon para atacar pero no había tiempo. Los proscritos saltaron y el pacífico claro se convirtió en un mar de sangre, gatos proscritos atacaban a sus compañeros. Los dos amigos se lanzaron al ataque enzarzados con un gato negro con manchas pelirrojas y una oreja blanca, el proscrito Oreja Nevada. Tormenta Llameante hundió sus zarpas en la espalda del oponente al tiempo que Garra Escarlata clavó sus dientes en su pierna. Mientras el gato se retorcía de dolor en el suelo, uno de sus aliados acudió en su ayuda, así Oreja Nevada pudo escapar. Un proscrito gris saltó ferozmente en la espalda de Garra Escarlata y antes de que éste pudiera sacárselo de encima, el enorme gato le hundió sus afiladas fauces en el cuello asesinando a su amigo con un golpe mortal. Tormenta Llameante pudo captar el último destello de felicidad en los ojos vacíos del guerrero. Pudo ver cómo la sangre brotaba de su cuello, roja como el fuego. Se quedó paralizada observando el cuerpo tendido en el suelo sin ningún cuidado por el curandero del clan. Antes de tener tiempo de girarse, un dolor agudo le penetró el cuerpo. Notó unos dientes clavándose en su pierna. La gata se giró y le propinó un buen golpe a Oreja Nevada, que había vuelto para atacarla y al instante salió corriendo. El asesino de su amigo se puso detrás de ella pero Tormenta Llameante saltó cayendo con sus garras desenvainadas encima de la panza de su oponente. Empezó a hundirle sus garras en el estómago con profundos zarpazos haciendo que la sangre le brotara de lo más profundo de su ser. Con los ojos empañados de dolor, Tormenta Llameante siguió hasta que un gato de su clan la derribó. Antes de darse cuenta que era su mentora, le propinó un zarpazo no muy profundo cerca de la nariz. Hojaverde le repitió rápidamente que iba en contra del código guerrero matar sin que sea necesario aunque Tormenta Llameante estaba demasiado enfadada para escuchar a lo que ella respondió “Sí que es necesario, si no lo mato ese proscrito matará a otros gatos”. Sorprendida por la respuesta, Hojaverde la liberó y saltó encima de un atigrado marrón dejando sola a Tormenta Llameante con el gato grisáceo y malherido. Enseguida el imponente Oreja Nevada regresó para atacarla pero se quedó impactado al ver a su aliado tumbado en el suelo desangrándose “Manto Oscuro” dijo con la voz cortada. Oreja Nevada saltó encima de ella sin previo aviso. Tormenta Llameante se encogió de miedo al ver la potente mandíbula que tenía el gato. Antes de que el tricolor le mordiera el cuello, un gran atigrado pelirrojo saltó encima de éste derribándolo y dejando a Tormenta Llameante libre. La gata salió corriendo instintivamente hacia su mejor amigo pero se acordó, estaba muerto. Buscó algún gato al que atacar pero la batalla había terminado. Todo el mundo estaba reunido bajo un árbol. “¡Este gato es culpable!”.Tormenta Llameante se coló entre los gatos apiñados y llegó al frente. Garrapata Feroz, un gato que había venido con ellos en busca de presas, estaba encima del pelirrojo que le había salvado la vida de las fauces de Oreja Nevada. Su corazón paró un instante al ver que Garrapata feroz tenía sus garras encima del proscrito. “¡No lo mates!”, gritó Tormenta Llameante a pleno pulmón. “La familia se quiere reunir, qué tierno” Dijo Garrapata Feroz mirando a Mariposa del Alba y luego a la joven guerrera. Tormenta Llameante le miró interrogativamente. “¿No es evidente?” dijo el odioso gato. “Déjalas” dijo el gato pelirrojo con la voz cortada “No se merecen sufrir”. “Ellas no” dijo Garrapata Feroz “Pero tú sí, Líder de proscritos”. Al instante, Tormenta Llameante sintió cómo la rabia le atravesaba el cuerpo. “No lo hagas, o sufrirás las consecuéncias” dijo Tormenta Llameante con voz de proscrita. Los que venían con ella en la partida de caza se giraron a mirar sus ojos llenos de ira contra ese gato “Tanto dices que respetas a los gatos y odias a los asesinos, si lo matas te pondrás a su nivel”. Todos se asombraron, si le hubieran dicho que era una proscrita se lo habrían creído, incluso la habrían atacado. “¿Pequeña Llama?” dijo el proscrito. Tormenta Llameante se quedó helada. ¿Cómo sabía ese gato su nombre de cachorrita?. “Se acaba el tiempo” dijo Garrapata Feroz. “Mariposa del Alba…” Dijo el pelirrojo. Tormenta Llameante paró de escuchar. Sus latidos eran tan fuertes que la gata tenía miedo de que alguien lo oyera. Un grito desgarrador le perforó los oídos. Garrapata Feroz estaba clavando lenta y dolorosamente sus garras en el cuello del líder proscrito y su madre estaba tumbada en el suelo gritando su nombre, Tormenta Letal. Ella deseó no haber estado allí. Tormenta Llameante se retorcía de rabia, no podría olvidar aquello si no hacía algo por sus hermanas y su madre. Impulsada por rábia e ira, Tormenta Llameante saltó encima de Garrapata Feroz y le arañó la cara provocándole un corte grande y profundo. Garrapata Feroz aulló de dolor y se retorció en el suelo. “¡Ya basta!” Gritó Hojaverde. Tormenta Llameante salió corriendo hasta la seguridad del bosque y no paró hasta llegar al claro donde Ala de Cuervo y ella se reunían. El pelaje del gato  negro resplandeció con la luz del sol cuando se asomó por los arbustos. Tormenta Llameante se reconfortó enseguida al reconocer esos brillantes ojos. Ella le contó todo a Ala de Cuervo, sabía que podía fiarse de él. Al anochecer volvió al campamento. Todos la miraban con desconfianza y nadie se atrevió a hablarle. Esa noche veló el cuerpo de su padre junto a sus hermanas y su madre. En medio de la noche se fugó sigilosamente a buscar a Garrapata Feroz. Advirtió que Ambarina la estaba mirando. Tormenta Llameante le hizo un guiño esperando que supiese que iba a hacer a lo que su hermana respondió con un movimiento de cola. Fué corriendo hasta la guarida de los guerreros dónde se encontró con una sorpresa, Garrapata Feroz no estaba. Tormenta Llameante siguió su rastro hasta el árbol de la lechuza y lo vió admirando el ave. Sigilosamente, Tormenta Llameante se dirigió a él preparándose para saltar. Garrapata Feroz se dió la vuelta al oírla saltar pero ya era demasiado tarde. Tormenta Llameante aterrizó sobre su panza y hundió sus garras en la barriga de Garrapata Feroz. Una ráfaga de ataques hicieron que Garrapata Feroz aullara de dolor pero nadie estaba allí para ayudarlo. Tormenta Llameante le rasgó la cara otra y otra vez sin tener ningún cuidado en la cicatriz de su oponente. Garrapata Feroz se desangraba por cada sitio donde Tormenta Llameante atacaba. Los ojos de la gata estaban llenos de rábia e ira y eso hacía que atacara con más fuerza y más poténcia a Garrapata Feroz mientras sus aullidos de dolor se perdían en la espesor del bosque.Tormenta Llameante sentía en su interior una mezcla de adrenalina y miedo. Entonces, Tormenta Llameante le desgarró la piel hasta que los aullidos de su víctima quedaron silenciados en un “mátame”. Tormenta Llameante se quedó impactada y fué en ese momento cuando se paró a mirar el cuerpo masacrado de su oponente arrasado por el ciego dolor de la gata. “Esto es gracioso” continuó Garrapata Feroz con la voz cortada. “Tu padre mató al mío  y ahora tú me matas a mí, el linaje de proscritos”. “Sí, tienes razón, es gracioso” dijo Tormenta Llameante aunque esta vez no tuvo que fingir voz de proscrita, ya la tenía “Todo tu linaje ha sido grande, ibas a ascender hasta ser un líder pero el Clan del Trueno no está hecho para ser liderado por cobardes. Tú ibas a ser líder tarde o temprano pero eres un cobarde, todo tu linaje está compuesto por cobardes, los cobardes no pueden liderar, sólo los fuertes” dijo eso y miró al Manto Plateado. “Ahora viene la mejor parte” dijo. Tormenta Llameante hundió sus garras lenta y dolorosamente en la garganta de el gato mientras la sangre brotaba de su interior. Garrapata Feroz dió un último espasmo y murió. Sus ojos no centellearon como los de Garra Escarlata en su muerte, en ellos no había felicidad y dolor, sólo miedo. Tormenta Llameante volvió sobre sus pasos hasta el río donde se sacó la sangre de las zarpas y el pelaje para volver al lado del cuerpo de su padre. Al día siguiente, Tormenta Llameante irguió la cabeza con orgullo al escuchar el grito de pavor de los guerreros al propagarse la noticia de la muerte de Garrapata Feroz. Ambarina la miró y se dirigió a ella. “Bien hecho.” dijo su hermana. “Era un cobarde y se merecía algo peor que la muerte, tenemos que hacer justícia a nuestro padre. Igualmente, me alegro de haberlo hecho aunque se descubra y me ordenen al exilio.” Respondió Tormenta Llameante. “¿Sus últimas palabras?” Preguntó Ambarina. “Tu padre mató al mío y ahora tú me matas a mí, el linaje de proscritos.” Tormenta Llameante recordaba exactamente cada una de esas palabras que se le clavaban en el corazón como cuchillos helados. “¿Y qué le dijiste?” Volvió a preguntar Ambarina. “La verdad” dijo.
Tiempo después: Tormenta Llameante trepó hasta llegar arriba de esa casa Dos Patas. Dió un vistazo rápido y bajó otra vez. Se acercó a una pequeña cachorrita recién nacida tricolor y le lamió la cara. La pequeña emitió un maullido, contenta de estar junto a su madre. Tormenta Llameante agarró por el pescuezo a la gatita y volvió a trepar. Entró en el jardín Dos Patas y la dejó delante de la puerta. En ese instante se oyeron gritos Dos Patas y ella salió corriendo dejando a esa tierna bolita de pelo sola. Al internarse en la seguridad del bosque regresó hasta Ala de Cuervo. “Cómo ha ido?” preguntó él con lágrimas en los ojos. “Bien” Dijo Tormenta Llameante. Ambos se derrumbaron y se dirigieron a sus respectivos clanes. Nadie supo nunca la verdad, sólo ellos dos. Así, Tormenta Llameante de fué hasta su lecho.

-"Vive el presente"
Played by:

avatar
Mensajes : 1

Fecha de inscripción : 09/07/2016

Localización : Miau

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha Tormenta Llameante

Mensaje por Ferretheart el Sáb Jul 09, 2016 2:21 pm

Bueno, seré yo quien te corrija la Ficha. Primero que nada, bienvenid@ al Foro y esperamos que tu estancia sea de lo más acogedora. En cuanto a la Ficha, lo único que debo decirte es que te extiendas un poco más en la Descripción Psicológica (no llegas al mínimo de líneas) y que pongas bien la imagen del gatos. Y con la Historia ya sabes qué hacer (corregir las partes que ya corregiste en dicho lugar). Eso es todo, cuando lo corrijas posteas y te la vuelvo a mirar.

Saludos o/


Narro || «Pienso» || Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 65

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.