Últimos temas
» Apareciendo por PRIMERA VEZ
Lun Oct 31, 2016 7:14 pm por Pequeña Sombría

» Ficha de Pequeña Sombría
Sáb Oct 29, 2016 2:11 pm por Pequeña Sombría

» Ficha de Pequeña Moteada
Vie Oct 28, 2016 3:53 pm por Estrella Torcida

» Wanna fight with darkness? // Beatlepaw's ID
Vie Oct 28, 2016 3:48 pm por Estrella Torcida

» Mi primer NPC's
Jue Oct 27, 2016 8:36 pm por Pequeña Sombría

» Historias de Un Nuevo Amanecer
Lun Oct 24, 2016 10:00 pm por Brizna del Amanecer

» Afiliación Elite ~ Luna Creciente
Jue Oct 20, 2016 2:54 pm por Invitado

» Avisos sobre Historias de un Nuevo Amanecer
Lun Oct 17, 2016 8:10 pm por Brizna del Amanecer

» Historias de un Nuevo Amanecer (Linea Tormentosa)
Lun Oct 17, 2016 8:06 pm por Brizna del Amanecer

» Beso, abrazo o patada [JUEGO]
Vie Oct 14, 2016 6:46 am por Zarpa de Escarabajo

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 1/5
Directorios y Recursos
Afiliados Élite 18/??
subir imagen

Asamblea: La Escasez Helada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Estrella Torcida el Sáb Ago 27, 2016 11:09 pm

Información:
La Asamblea estará centrada especialmente entre una disputa generaliza entre los cuatro líderes sobre el robo de presas del bosque. Todos sabemos que el bosque está viviendo una temporada de escasez de alimento, mucho mayor que ninguna escasez que se haya visto anteriormente. Se pide actividad, todos pueden rolear en ella, y que se muestre interés y compromiso, mayormente en los líderes de los Clanes, puesto que son los más importantes y deben dar la cara y dictar sus palabras en la Gran Roca.
Si el líder de tu Clan ya se presentó, puedes postear en ella (si no lo ha hecho, debes esperar a que lo haga), y recuerda, tienes permitido postear con la multicuenta que desees, siempre y cuando no interactúen entre sí.

Las estrellas refulgían sobre el cielo mientras iluminaba a los desnudos árboles del bosque. Los rayos lunares incidían sobre todo el bosque, iluminando todos y cada uno de los lugares de éste mientras largas sombras proyectaban las siluetas chinescas de sus propietarios. Una densa banda de estrellas adornaba el cielo estrellado, la cual atravesaba el cielo y lo dotaba con un bello resplandor celestial. La actividad fluía en un páramo, entre una banda de piedras que protegían a los gatos del Clan del Viento de los peligros que existían fuera de él. Poco a poco, los gatos comenzaban a terminar sus comidas diurnas y a acercarse unos a otros para comenzar con el ritual de compartir lenguas. Mas ésta vez no duró demasiado, puesto que hoy era una noche muy importante. La luna llena se cernía sobre sus cabezas cual vigilante silencioso, bañando sus pelajes con sus rayos y haciendo que éstos resplandecieran. Un denso grupo de felinos aguardaba en la linde del campamento, esperando para que su líder les diera la orden de salida. Parecían nerviosos y ávidos de alimento mientras removían sus patas sobre la escarcha nevada.

Estrella Torcida se abrió paso entre el dosel de aulagas que protegía el interior de su guarida, en medio del campamento del Clan del Viento. Se desperezó delante de la entrada, observando con sus dos resplandecientes ojos celestes la comitiva de gatos que estaba lista para emprender la marcha hacia los Cuatro Árboles. No pudo evitar las miradas que sus compañeros de clan le lanzaban, sintiendo una pequeña punzada en el pecho. Sus compañeros estaban tremendamente flacos debido a la tremenda sequía de alimento que estaba viviendo el bosque en aquellos tiempos. Pero no sólo eran ellos. Todos los gatos que vivían en el bosque, tuvieran la edad que tuvieran, se habían visto afectados por el hambre. ¿Cómo se supone que iban a sobrevivir si no había alimento suficiente como para sustentar sus necesidades? ¿Acaso el Clan Estelar pretendía que pudieran hacer frente a la naturaleza misma? Eso sería completamente imposible.

Se acercó cojeando a donde se encontraba la comitiva de los gatos que había escogido para la Asamblea de aquel día y se colocó en el frente de todos. Esperó con paciencia a que éstos acabaran de hablar entre sí. Seguramente estarían hablando sobre los otros clanes. Seguro que estarían preguntándose si los otros tres clanes habrán podido conseguir un mayor sustento alimenticio o si habrán conseguido prevalecer con mayor dureza la estación Sin Hojas actual. Sea lo que sea, el Clan del Viento no podía permitirse faltar a la Asamblea sino querían que la ira del Clan Estelar recayera sobre ellos. Exhaló un pequeño suspiro cuando vio, con el rabillo del ojo, como un aprendiz se desperezaba delante de la guarida de los veteranos y dejaba entrever las costillas marcadas en sus costados. Aquella imagen hizo que una punzada de ansiedad se formara en su pecho, pero se mordió la lengua para permanecer inmutable ante sus compañeros delante de sí. Volvió su celeste mirada hacia el grupo y tomó aire lentamente antes de pronunciar sus palabras.

-Compañeros, es hora de comenzar el viaje hacia los Cuatro Árboles. Sé que muchos de vosotros tenéis hambre y que vuestras fuerzas se han visto mermadas por culpa del escaso alimento. Pero el Clan del Viento no puede permitirse no asistir a ésta Asamblea. -Maúlla en alto para que pudieran escucharlo con claridad. -Manto de Gorrión se quedará guardando el campamento mientras nosotros asistimos a la Asamblea. Yo, tanto como vosotros, deseo saber si a los demás clanes les está yendo mejor el sobrellevar ésta estación Sin Hojas. -Continua, haciendo una breve pausa mientras mira a todos y cada uno de los gatos que tenía delante. -Y ahora, comencemos con la pericia que nos aguarda, compañeros. ¡Rumbo hacia los Cuatro Árboles! -Finaliza mientras se da la vuelta y hace una señal con la cola, anunciando que ya podían comenzar a partir. Salió por la entrada del campamento, notando como la fría escarcha que recubría el páramo lo estremecía. El frío se coló por entre sus dedos, haciendo que un escalofrío aflorara en lo más profundo de su espalda.

El camino hacia los Cuatro Árboles se tornó tranquilo y sin ningún contratiempo. Menos mal que los depredadores no se habían decidido a salir en aquel día, el cual había amanecido frío y ahora parecía que la temperatura había bajado algún que otro grado. Estrella Torcida no rebajó el ritmo para comprobar si la temperatura era agradable o no. Continuó su camino a paso ligero, cojeando levemente de su pata herida. Notaba como sus fuerzas se iban agotando poco a poco conforme daba un paso, por lo que se encontró jadeando una vez llegó al dosel de hojas que indicaba el lugar exacto de su destino. Se irguió sobre sí mismo, tomando aire para eclipsar sus jadeos y se asomó por el barranco, observando la hondonada de los Cuatro Árboles. Estaba desierta, lo que indicaba que el Clan del Viento había sido el primero en llegar a la Asamblea. Giró sobre sus cuartos traseros y volvió a mirar a sus compañeros de clan con determinación.

-E aquí nuestro punto de reunión. Una vez allí no quiero que divulguéis que el Clan del Viento se encuentra frágil debido a la escasez de presas. No quiero que nuestros enemigos se enteren de que nos encontramos débiles por la falta de alimento y aprovechen ésta debilidad para lanzarnos un ataque. -Maúlla a sus gatos con seriedad. No quería que alguno de los otros clanes aprovechara para invadir su territorio ahora que eran débiles. -Estad ojo avizor y con las orejas erguidas por si escucháis algo de los demás gatos de clan. Puede que estén escondiendo alguna estratagema, o que tengan un lugar secreto en el que encontrar presas en abundancia y no lo quieran compartir. -Maúlla el líder, haciendo énfasis en todas y cada una de sus palabras. Se dio una vez más la vuelta y dio la señal a sus guerreros de que era seguro bajar, descendiendo la pendiente con cuidado mientras se internaba en el claro de los Cuatro Árboles. Una vez abajo, se colocó al lado de uno de sus guerreros, casi en el centro del campamento, y comenzó a compartir lenguas con él mientras esperaba a que los demás clanes hicieran acto de presencia.


Datos:
Nombre. Estrella Torcida // Crookedstar.
Lunas. 40 lunas.
Género. Masculino.
Breve Psicología. Gata pacífico que odia pelear. Prefiere entablar conversación para ganar batallas. Generoso, educado y estricto en su trabajo de líder. No soporta que los demás clanes consideren al Clan del Viento débil, por lo que trabaja incansablemente para que esto no suceda.
Breve Físico. Gato blanco, con las puntas de las orejas, zarpas y la cola por entero marrones. Su hocico es negro azabache y tiene los ojos celestes claros.
Pareja. Sin pareja actualmente (posiblemente sea NPC).


Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 71

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Estrella de Zorro el Dom Ago 28, 2016 2:53 pm

La luna brillaba con fuerza en el cielo nocturno,dando luz la parte más oscura y tenebrosa del bosque.El frío era como una manta que habia envuelto al bosque durante aproximadamente dos lunas y, el con frío, llegaron los problemas para los habitantes felinos del bosque.El frío, el hambre y la desesperación estaban tan presentes en el bosque como los árboles de este. Habían pasado ya un par de lunas desde que los cuatro clanes habían podido tener un buen montón de carne fresca para alimentar a los suyos: Las ardillas y ratones del Clan del Trueno se habían ido, El río que daba nombre al Clan del Río se habia congelado, los conejos del Clan del Viento estaban en sus madrigueras escondidos del frío y de sus depredadores y las ranas y serpientes del Clan de la Sombra parecían haber escapado del frío para ir a un lugar mas cálido. Pero no todo podía ser malo. Esa noche,con aquella luna tan brillante, los cuatro clanes se reunían para hablar sobre la situación del bosque.Ya habia muchos rumores en el campamento sobre como seria la asamblea sobre todo algunos estaban preocupados por algo:era la primera asamble del líder del Clan de la Sombra.

En su guarida,un gato enorme gato anaranjado, estaba perdido en sus pensamientos más profundos y, sobre todo, estaba con la misma preocupación que sus compañeros de clan:Su primera asamblea. Estrella de Zorro era ahora el nuevo líder del Clan de la Sombra y aunque ya, aunque ya habia tenido platicas con los otros tres lideres, esta vez seria muy diferente. El macho habia estado en muchas asambleas a lo largo de su vida como aprendiz,como guerrero y como lugarteniente pero esta seria su primera vez como líder. Recordó con algo de escalofrío la ultima asamblea donde Estrella de Sauce,la antigua líder del Clan de la Sombra, casi provoca una gran conflicto entre los otros clanes y su propio clan, ahora, era deber de Estrella de Zorro arreglar las cosas y,sinceramente, no estan en la mejor situación para hablar con diplomacia.

-¿Estrella de Zorro?- Una profunda voz hizo que el líder casi muriera de un infarto. Era Paso de Montaña,el mejor amigo del anaranjado líder-¿¿Todo va bien?- Pregunto el gato entrando a la guarida y sentándose frente  su amigo,el cual, dejo escapar un suspiro-Si,Paso de Montaña. Solo estoy algo nervioso,nunca el hablado frente a los otros clanes como líder y tengo algo de miedo en meter la pata- El amarronado gato ronroneo divertido y le paso la cola por el omóplato a su líder-Los harás bien, es tu primera asamblea como líder, pero no es la primera en la que hablas frente a todos. Recuerda cuando Estrella de Sauce se negó a ir a la asamblea y tu tuviste que ir y  hablar en su lugar - Lo que Paso de Montaña decía era cierto,aquella vez, Estrella de Zorro, Cola de Zorro en ese entonces, lo habia hecho muy bien y nada decia que esa vez tenia que ser diferente.Ambos gatos caminaron hacia la entrada del campamento, donde un grupo de felinos aguardaba a su líder. Estrella de Zorro se detuvo frente a un gato rojizo de ojos ámbar-Amanecer LLameante eres un guerrero valiente y fuerte por eso confío en ti para mantener nuestro campamento a salvo mientras no estoy- El felino rojizo bajo la cabeza con respeto mientras veía como su líder y compañeros de clan se marchaban.

El viaje fue tranquilo hasta el Sendero Atronador, al estar débiles por el hambre, les fue un poco mas complicado cruzar el horrible y duro camino con rapidez pero, para su fortuna, no habia monstruos aquella noche.Al  llegar cerca de los cuatro arboles,Estrella de Zorro volteao a ver a sus acompañantes-Gatos del Clan de la Sombra: Hemos llegado a los Cuatro Arboles donde nos reunimos en paz con los clanes del Trueno,del Rio y del Viento. La última asamblea no fue la mejor para nuestro clan pero está en nuestra oportunidad de remediarlo. Recuerden hablar con respeto y serenidad,no hablar sobre lo débil que esta nuestro clan a causa del hambre y, por sobre todo, recuerden no causar ningún conflicto. La situación ya esta lo suficientemente mala como para empeorarla- Estrella de Zorro volteo y empezó a caminar hacia los Cuatro Arboles. El viento traía los aromas y le indicaba que el único clan hay presente era el del Clan del Viento.

Al llegar al centro de la reunión vio a los flacos gatos del Clan del Viento. Aunque se veían flacos y débiles a Estrella de Zorro le alegro ver todavia ese brillo decisivo en los ojos de aquellos gatos. Los aprendices y reinas fueron los primeros en empezar a hablar con los gatos del Clan del Viento,Algunos guerreros se mezclaron y otros prefirieron quedarse al marguen. Estrella de Zorro se encamino hasta situarse juntoa Estrella Torcida y hundió su hocico en el omoplato del líder blanco en señal de saludo y respeto-Buenas Noches,Estrella Torcida. Que bueno volver a verte ¿como te encuentras? - saludó el líder del Clan de la Sombra con respeto enrollando su cola alrededor de sus patas. ¿Cuanto faltará para que el Clan del Trueno y el Clan del Río se hagan presentes? Esta pregunto  le recordó al líder anaranjado  sus sospechas de una unión entre aquellos clanes.
avatar
Mensajes : 47

Fecha de inscripción : 29/10/2015

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Brisa Oscura el Lun Ago 29, 2016 4:36 pm

El día fue frío y duro,no muy diferente a todos los dias que ultimamente estaban viviendo en el Clan del Viento. La montaña de carne fresca era apenas un diminuto punto en el gigantesco y ventoso campamento. Los dias habian sido muy crudos para el clan, es más,seguramente todos los clanes estaban pasando por un situación similar o, incluso, peor que la del Clan  del Viento.La nieve congelaba las almohadillas de los felinos y el viento traiga el gelido viento, el cual,hacia que el frio se solara entre los pelajes de los gatos. Esa tarde todo los gatos estaban intranquilos y alteras, sobre todo,porque esa noche la luna iluminaba el cielo nocturno y los clanes se verian obligados a encontrarse entre si en la famosa Asamblea.

La azabache lugarteniente del Clan del Viento estaba hablando con un aprendiz rubio mientras esperaba la señal para ir hacia la asamblea-¿Como va tu entrenamiento Zarpa de Sol? - Pregunto Brisa Oscura curiosa-Bien,me es un poco difícil seguir el paso con el hambre pero no voy a dejar que un poco de hambruna me detenga- La gata negra sonrió y acicalo al cachorro de 3 lunas- Ve a prepararte para la asamblea. Pronto partiremos-Dicho esto el aprendiz rubio de ojos ámbar se fue junto a otro aprendiz azabache de ojos verdes que parecía ser su amigo. Ver a aquellos dos jóvenes tan saltarines y entusiasmados por la asamblea hacia que en el corazón de la gata negra creciera una viva llama de esperanza. La Estación sin Hojas podría ser muy dura pero el Clan del Viento siempre se mantendrían de pie.

Brisa Oscura estaba jugando con los cachorros cuando vio a Estrella Torcida salir de su guardia. El líder, aunque estaba flaco, seguía pareciendo un enorme felino de gran sabiduría al cual se le debía mostrar gran respeto, esto, hacia que la gata dudara mucho sobre su rango. Ella jamas podria ser igual a Estrella Torcida,no era una gata que pareciera exigir respeto ni tenia gran sabiduría, sin embargo,estaba dispuesta a hacer lo que sea para demostrar que ella merecía el puesto de lugarteniente y, siempre, se guiaría por el código guerrero.

Escuchó atenta las palabras del blanco líder y lo siguió a la saga mientras caminaban por el bosque en dirección a los cuatro árboles. El hambre hacía que la joven gata tuviera menos  resistencia que cuando estaba bien alimentada,sin embargo, trato de no demostrar cansancio hasta el ultimo momento. Su amiga, Flor Azulada, parecia también muy cansada-¿Te encuentras bien?- La gata gris azulada miro a su lugarteniente y asintió-Si,lo estoy. Tendre camada asi que creo que es el peso extra lo que me hace estar mas cansada- Ambas felinas ronronearon divertidas. Se sentía bien estar de humor a pesar de la horrible crisis.

...

El Clan del Viento fue el primero en llegar a la asamblea.Brisa oscura se sentía bien, le gustaba mucho ser la primera puesto que así no se perdería de nada que se hablara antes de iniciar con la asamblea oficialmente. Continuó hablando con Flor Azulada hasta que un nuevo olor se hizo presente: Clan de la Sombra. No era por mala pero el Clan de la Sombra siempre traía consigo el horrible olor del Sendero Atronador, por lo cual,le fue fácil deducir que se acercaban. El primero en aparecer fue su líder, Estrella de Zorro, un gran gato anaranjado cuya cola era idéntica a la de un zorro. Brisa Oscura estaba contenta de que el segundo clan en llegar sea el del Clan de la Sombra,de esa forma, podría hablar primero con Pétalo de Lirio,la lugarteniente del Clan de la Sombra. Temporalmente, Pétalo de Lirio,era la colega que mas bien le caía,no tenia nada contra Mordisco de Tejon ni contra el lugarteniente del Clan del Trueno, solo...no les caían tan bien. Busco a la gata plateada entre los gatos pero no la encontró, se preguntó, si quizás la gata plateada se habia quedado resguardando el campamento.
avatar
Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 20/05/2016

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Estrella de Aurora el Lun Ago 29, 2016 10:05 pm

Sus pasos eran lentos, pero firmes... Había estado pensando en aquella asamblea desde la ultima vez que se había encontrado con los líderes en la frontera. Se había ido antes de que los otros pudieran darle su respuesta, con la excusa del granizo. Aquella vez, decidió intentar decir su propuesta sobre hacer una alianza de los cuatro clanes. No había dicho absolutamente nada al respecto a sus guerreros, ni siquiera a su lugarteniente.
Últimamente estaba muy ensimismada, jamás se comportaba así. Siempre estaba planeando algo, ya fueran patrullas para recorrer las fronteras, entrenar a un aprendiz o incluso salir de caza para hacer que el Clan del Trueno crezca, pero ahora... Ayudar a su clan se había quedado en el pasado, estaba demasiado débil, apenas podía mantenerse en pie.

Miró a su cuerpo, terriblemente mal. Estaba muy parecida a una veterana... Pero de los veteranos de verdad. A la mitad de la marcha, se detuvo para esconderse detrás de un árbol, para poder sacar... nada. Empezaron a darle náuseas hacía un tiempo, cualquier cosa que comiera, saldría por su boca, por lo tanto decidió dejar de comer para su clan y para evitar hacerse mal. Anorexia... Su curandera se estaba preocupando por ella mientras había gatos en peor estado... Deseó morir más de una vez.

Llevaba a una gran cantidad de gatos detrás suyo, susurrando, como si fueran reinas haciendo y planeando chusmeríos. Y aquello era una asamblea: Enterarse de las cosas de los otros clanes.
Escuchadme bien...— Dice mientras se encuentra a unos pocos pasos de los Cuatro Árboles. —Sabéis como actuar, guerreros, para los aprendices: Cerrad vuestro hocico, no quiero verlos hablando con otros gatos de otros clanes sobre nuestra situación. Ahora para todos: Me entero... Pero que han dicho algo que ha provocado que algún clan nos ataque, averiguaré quien fue, y será el primero en perder la vida. Recordad: No quiero un solo conflicto esta noche ¡¿Entendido?!— Dice lo suficientemente alto como para que todos la escuchen. Algunos guerreros asienten, acostumbrados a su actitud, mientras que otros quedan aturdidos por el grito.
Entrando al páramo de los cuatro árboles puso su "cara"; seria, fría y dura. Inhaló, reconociendo el olor del Clan de la Sombra y del Clan del Viento mientras hacía una mueca de disgusto.

Odiaba contarle a los enemigos las novedades del Clan del Trueno. ¿Por qué no se metían en sus malditos asuntos? Lo único que hacía que sus patas se movieran hacia aquél lugar era ver las acusaciones de un líder a otro. Había participado de varias asambleas, y poder pelear contra un enemigo verbalmente le causaba satisfacción. Sabía que aquellas noches no eran para peleas, pero... ¿Qué iba a hacer ella en contra? No podía controlarlo, le gustaba. Vio como sus guerreros iban directamente con gatos de otros clanes "Traidores" pensó mientras se ubicaba junto a los otros líderes a la Gran Roca. Estrella de Aurora movió sus patas, hasta ubicarse lejos de Estrella de Zorro y Estrella Torcida. Si bien su comportamiento siempre era burlón y sardónico, ahora era frío y serio "Por eso no tienes amigos... No te sirven" piensa en el momento.

No quería amigos, no necesitaba aliarse... "Pero tu clan sí" piensa mientras bufa. No necesitaba alguien que interrumpiera en su vida y no quería que haya lazos muy fuerte... No necesita morir por nadie, si muere por alguien, es por su clan. Había jurado aquello y no pensaba romper su promesa. "Bueno, tu plan de aliarte va mal... Empieza de una mejor manera, Estrella de Aurora".
Movió sus patas donde se encontraban los líderes presentes, en busca de entablar una conversación antes que llegara Featherstar. —Estrella Torcida, Estrella de Zorro— Saluda a los líderes sin perder su seriedad, pero con un tono amable y respetuoso. Seguramente aquello los sorprendía, dado que ella jamás saludaba al comenzar las asambleas, simplemente esperaba, hablaba en la Gran Roca y se retiraba, pero actuar amable le estaba causando incomodidad. Vio a Estrella de Zorro y lo vio algo nervioso. Aguantó una carcajada y se dedicó a decir:—Tranquilo, Estrella de Zorro... Si mantienes la calma te confiarás más y las cosas te saldrán con naturalidad, no es tu primera asamblea así que no debes sentirte nervioso, verás que te irá bien....— Oh, aquellas promesas que uno hace, pero nunca saben si son verdad, "Ve a saber si ahora como primera opción acusa algún clan... Sería tan divertido"

Miró para ver si el Clan del Río se presentaba. "Juro que como no venga..." piensa mientras desenfunda y enfunda sus garras, ansiosa, enojada e irritada.
avatar
Mensajes : 55

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Featherstar el Mar Ago 30, 2016 3:33 am

Un suspiro puede escucharse desde las profundidades de una guarida ubicada en la base de un viejo sauce, del cual solo un tocón quedaba. Por un momento, la helada brisa nocturna siseó por doquier, meciendo furiosamente las hojas de los árboles y los juncos que rodeaban el campamento, provocando que el hocico blanquecino asomado en la entrada de su guarida volviese a refugiarse en el interior, balbuceando en lo que agita su cola con cierta irritación. Tornándose hacia un gato de facciones parecidas a las suyas, le dedica algo poco común en ella: una sonrisa, un tanto forzada y burlona. ¿La razón? Su compañero se encontraba imitando la expresión espantada de la femme ante la temperatura del exterior.

Sabes, Halcón Gélido, ésta es la última noche en que les doy una oportunidad.

¿Eh? ¿Qué sandeces andas diciendo ahora, Estrella Plumosa?

El macho grisáceo observa con sus grandes ojos celestiales a la gran gata melada, cuyo lomo se erizó levemente y un siseo emanó desde el fondo de su garganta, sin siquiera mover los párpados. Sabía que su hermana no le haría daño, y honestamente era el único en todo el bosque que se atrevería a dirigirse a la líder con tanta soltura sin temor a represalia o una extremidad menos, particularmente durante tan difícil época. Al pensar en aquello, la expresión momentánea de felicidad en el ambiente se desvanece como un monstruo atravesando el Sendero Atronador a toda velocidad, desapareciendo en la oscuridad y llevando consigo aquel cegador resplandor. Frunciendo el entrecejo, observa el Manto Plateado a través de un único espacio abierto en su guarida. No fueron necesarias más palabras. Plateado se junta con blanquecino, ambos pares de orbes observando el mismo objetivo. La luna, brillante como escamas de peces bañadas en su luz. Las estrellas acompañándola, siempre presentes...más la ausencia, el temor...todo lo negativo rodeaba el bosque como un depredador silencioso y sanguinario.

Un par de latidos tuvieron que pasar antes que el macho se aventurase a retomar la conversación

¿No te parece que estás siendo demasiado injusta?— Imaginó que las palabras de la contraria emanarían únicamente veneno, por lo que no se inmutó en lo absoluto al escuchar la respuesta.

—  ¿Injusta? —responde Estrella Plumosa, volteándose rápidamente. La expresión en su rostro resultó difícil de leer, mas sus ojos...emanaban únicamente furia.—  Déjame decirte lo que es injusto, Halcón Gélido: que todos los amaneceres nos encontremos con un veterano, cachorro, aprendiz, reina o guerrero que no haya tolerado en la noche las duras condiciones en las que vivimos actualmente. Despertar repentinamente con un grito de angustia de fondo, teniendo que realizar otra vez una "ceremonia" para los fallecidos. ¿Y qué hacen para evitarlo? Absolutamente NADA. ¿Me escuchas? Nada. Es más, hasta creo que empiezan a regocijarse con sus rangos en aumento, pues un gato que perdemos en el mundo de los vivos es un aliado más entre los muertos. Pero no le dan a los recién nacidos siquiera la oportunidad de vivir. —realizando una pausa, como si intentara recuperar la compostura que tanto le hacía falta, cierra los ojos—  Lo peor de todo...Es que ahora debo ir y pararme en medio de un montón de gatos tan escuálidos como nosotros para acordar algo fuera de mis más básicos principios...el orgullo de nuestro grandioso Clan pende de un hilo. Nuestras VIDAS penden de un hilo.

Nuevamente, un pelaje casi carente de músculo bajo si, pero trayendo consigo ese irremediable y delicioso aroma de familia y amor, la envuelven, casi tomándola por sorpresa.

Oh, Halcón Gélido...Si tan solo supiera realmente lo mucho que significaba su apoyo. Sabía exactamente cuando actuar y cuando no...Eran tantos en la familia, pero el único que aún se atrevía a hablarle con tanta dulzura era su hermano.

Ay ay, mi hermanita tonta. No puedo decir que entiendo perfectamente por lo que estás pasando, porque estaría mintiéndote. Lo cual me llevaría a ganarme un par de cicatrices nuevas, las cuales no deseo. Pero escucha. Todos confiamos en que harás lo correcto; ignora a los gatos que intentan llevarte la contra. Sí, sí hablo de Paloma Moteada y su séquito. Esa gata será de mi sangre, pero solo tiene cagarruta de rana en lugar de cerebro.  Tu verdadera familia te apoya; tu Clan, Estrella Plumosa. Olvida todo lo demás. Alza el morro y camina erguida. Trastabilla y te daré un mordisco en los cuartos traseros, aunque me cueste horrores siquiera moverme. No querrás que todos vean eso, ¿cierto? ¡Porque sabes que lo haré! Aún recuerdo la última vez, cuando aún eras Lugarteniente. —con aquello, finalmente consigue su cometido al sacar una risa del hocico contrario— ¿Ves? No es tan difícil como lo pintas. Si logro sacarte esa mueca, todo es posible. Ahora vamos, que si no se pasará la oportunidad de restregarles por el rostro nuestros huesos a los gatos de los demás clanes. Además que le prometí a Zarpa Leonada una muestra de mis grandiosas habilidades si hoy comía un poco. Ahora si me disculpa, Su Señoría, debo encontrarme con una pequeña bola de pelos.— Y sin más ni más, inclina la cabeza en señal de burlesco respeto, alza la cola y se retira del lugar sin ver en ningún momento hacia atrás.



La Estrella alzó y apuntó el hocico nuevamente hacia la abertura en el sector superior de la guarida, con una esperanza renovada escondida. Frunció el entrecejo observando el firmamento, mas abrió su corazón a un haz de esperanza. Tomando una gran bocanada de aire, preparándose para la travesía que le esperaba, deseando impartir sus fuerzas a cada gato bajo su cuidado, atravesó la entrada siguiendo el rastro del félido que hasta un momento atrás le acompañó.

El frío la golpeó, seguido de un duro zarpaso de realidad.  La sonrisa que a duras penas adornaba las comisuras de su hocico desaparecieron. Bajo el tocón, solo un par de almas circulaban por el campamento. Sumamente delgados y a duras penas movilizando sus patas, daban simplemente pena. Le hubiese gustado darles un descanso a todos, pues se los merecían. Día a día trabajaban incansablemente para llevar el ratón o la trucha más ínfima al montón de carne fresca casi inexistente. Con un rápido vistazo de sus orbes bicolores, certificó la presencia de un único pecesillo presente...hasta que un aprendiz lo tomó en sus fauces, tropezando hasta llegar a la Maternidad, en donde una única reina luchaba en todo momento para mantenerse fuerte por sus tres pequeñas crías.

Las patas de Estrella Plumosa desenvainaron unas afiladas garras en lo que observaba la escena. Esto debía parar. Y no le importaba si ofrecía todas sus vidas en el intento, pero juró en silencio que esa noche, de una forma u otra, terminarían con el sufrimiento.

Soltando todo el aire contenido en sus pulmones, ignora lo mucho que sus músculos vociferaron al intentar utilizar parte de la reserva de energía restante para impulsarla en las alturas del tocón. Se para firmemente en un extremo del tocón, y haciendo caso a las palabras de su hermano, invoca todas sus fuerzas para realizar el llamado que tantas veces a estas alturas había repetido.

Que todos los gatos  capaces de nadar se reúnan aquí bajo el tocón, para una reunión de Clan — "O al menos, aquellos capaces de sostenerse en pie." pensó amargamente. Con su llamado potente, alertó a un par de gatos en la cercanía que andaban distraídos. Hace muchas lunas, aquello le hubiese resultado gracioso. Ahora simplemente los observó con frialdad, pasando por la situación. — Sólo quiero confirmar que todos los gatos designados para asistir a la Asamblea se encuentren listos y dispuestos para salir. Esta noche, nos espera una larga jornada. Hemos sufrido ya por más tiempo del que podamos soportar...al igual que contado con pérdidas...de grandes y pequeños gatos, los cuales rogamos estén como se lo merecen realmente, junto a nuestros Ancestros en el Clan Estelar. —le cuesta más de lo que creyó el pronunciar las últimas dos palabras, pero lo hace simplemente a sabiendas que necesitaban escuchar aquello, ahora más que nunca.— Estoy segura que el hambre no sólo nos ha afectado a nosotros, si no también al resto de los clanes. Pero ¿desde cuándo demostramos debilidad? No, mis queridos gatos. No será esta noche, ni en ninguna otra. ¿Está claro? Cualquiera que siquiera se atreva a considerar bajar las zarpas y andar maullando a diestra y siniestra sobre nuestra debilidad, tendrá una...charla privada conmigo —acentúa sus palabras tomándose el tiempo de ver a todos y cada uno de los presentes con un par de orbes amenazadores, aunque comprensivos y poderosos; se detiene en una pequeña figura, moteada y anaranjada, perteneciente a su Lugarteniente— Mordisco de Tejón y yo nos encargaremos de cuidar que todos lleguemos a destino y volvamos en una pieza. —nuevamente desvía la vista, esta ves dirigiéndose al Curandero del Clan— Grito de Azor, ten un ojo sobre los aprendices. Imagino no querrán caer desmayados y dejarnos a todos en vergüenza durante nuestra visita a los Cuatro Árboles. —No sabía si había enloquecido. Pero sí. Extraño en ella, había intentado realizar una broma pública. Agitando una única vez las orejas, vuelva a dirigirse a la totalidad de los presentes— Por último. Recuerden que iremos sin buscar pleitos. Por supuesto que si algún Clan se atreve a amenazarnos...responderemos y con creces. Pero no quiero saber que alguno soltó la lengua más de lo necesario. ¿Entendido? Y al resto, ya volveremos con noticias positivas. Eso se los juro o que el Clan Estelar me quite todas las vidas. Mientras tanto, Halcón Gélido estará a cargo. Reunión finalizada...Gatos del Clan del Río, ¡en marcha!

Estrella Plumosa baja del tocón limpiamente con un salto y se dispone a trotar con la cabeza en alto hacia la salida entre las cañas, como si su cuerpo consumido por la hambruna perteneciera a otra entidad. En lo que esperaba a que su pequeño grupo de gatos la siguiera, se dedica a observar hacia cierto punto en específico de reojo. Observar tres rostros conocidos en la distancia: Halcón Gélido, sentado junto a su padre, Salto de Nutria, y su madre, Corazón de Petirrojo. Su corazón los recorrió con anhelo, y viejos recuerdos que creía perdidos la golpearon. Pero se limitó a inclinar la cabeza, señalándole a su progenitor que era hora de partir, y confiando ciegamente en su hermano para que mantuviera al Clan -y a su madre- a salvo en lo que regresaban. Estrella Plumosa cree leer desde el hocico del gato plateado un "ten cuidado", mas jamás puede realmente asegurarlo.



Finalmente, la hora de la verdad se acercaba. Girando sus ojos esmeralda y zafiro hacia el firmamento en lo que trotaba a la cabeza del grupo, dirigiéndolos hacia el lugar de reunión realizado cada luna, realiza una última plegaria al Clan Estelar, a pesar que su fé en ellos mermaba a cada latido de corazón que transcurría.

"Por favor...Si realmente están ahí. Necesito saber que sobreviviremos. No abandonen a mi Clan."

Viajó en silencio, simplemente disfrutando por única vez de la acción a su alrededor. O al menos procuró que así fuese, ya que no quería desperdiciaran una gota de energía innecesariamente. Un aprendiz intentó acercársele para...platicar. Y lo único que consiguió es que lo mandara a la retaguardia. Afortunadamente, y llenando el pozo poco profundo de esperanza que tenía guardado, arribaron a destino sin demasiados contratiempos, a excepción de su padre, el cual cayó a mitad de camino al suelo sin previo aviso, a pesar de reincorporarse con rapidez. A pesar de las quejas provenientes del amarronado, éste terminó el resto del  trayecto a un lado de Grito de Azor, siguiendo las órdenes estrictas de la moteada.

Disminuyendo el paso tras haber dejado atrás el Puente de los Dos Patas que marcaba el fin de zona segura, con los cuatro entes imponentes en la distancia, Estrella Plumosa se dispone a olfatear el aire y agudizar la audición. A pesar de tenues, juzgando por los aromas y ruidos, claramente eran los últimos en llegar. Apuró el paso, no perdonándose el haber parloteado tanto, lo suficiente para retrasarlos.

—  Recuerden. Mantengan el hocico cerrado. No necesitamos revelar vida y obra nuestra. Todo saldrá bien si se apegan esa simple regla. —maúlla la última orden, antes de liderarlos  junto al resto de los clanes, manteniendo la cola en alto y un porte entre tosco y elegante, aunque emanando orgullo únicamente. El shock de ver tantos cuerpos consumidos por el hambre queda desplazado a lo profundo de su cabeza junto al incómodo y único movimiento lateral de su cola.

Separándose del grupo, la gata moteada se dirige directamente hacia los tres líderes presentes, saludando a regañadientes y por simple cortesía a los Curanderos y Lugartenientes presentes. Observa con cierto desdén la Gran Roca, situada en el centro del claro, suspirando ante la idea de tener que volver a saltar para escalarla. Pero primero...

Estrella Torcida, Estrella de Zorro... —musita con cierta frialdad, aunque correcta al presentarse ante los líderes del Clan del Viento y Sombra, respectivamente. Su rostro se relaja extrañamente al observar por un momento a la líder del Clan del Trueno antes de continuar— Estrella de Aurora. — Podría haberse disculpado por la tardanza, pero ya que estaban a punto de cometer una locura, prefirió apegarse a su personalidad. Con un suave gruñido, continúa mientras desvía la mirada hacia la luna— Es mejor empezar pronto antes de que todos nos congelemos aquí fuera y solo seamos un triste tentempié para los carroñeros.

Sin más, la líder del Clan del Río junta sus ancas, subiendo a la formación rocosa y tomando su lugar correspondiente.

Al fin. La hora de la verdad.
avatar
Mensajes : 38

Fecha de inscripción : 17/05/2016

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Pétalo de Lirio el Dom Sep 04, 2016 3:30 am

Aquel día fue bastante atareado, no mas por no decir que frio, lo que mas deseaba la lugarteniente plateada era que terminara el día con la satisfacción de un trabajo bien hecho para luego darse un muy merecido descanso, pero ese día en particular no iba a poder hacer lo que se planeaba, aquella noche se realizaba un hecho muy importante que ocurría una vez cada luna, era nada mas y nada menos que la asamblea. Parecía que apenas la ultima asamblea hubiese sido ayer, sin embargo ya había pasado toda una luna, los clanes tendría nuevas cosas que comentar seguramente. Pétalo de Lirio podía apostar su puesto de lugarteniente a que el tema principal de la noche seria la dura estación sin hojas que estaba azotando el bosque, tenia la muy pequeña esperanza que esa noche se planteara una solución para la hambruna y las muertes, pero no podía hacerse muchas ilusiones. Conocía de sobra las muchas opiniones que habían sobre las soluciones mas convenientes, la principal de todas y la mas rechazada: una alianza temporal entre los cuatro clanes para sobrellevar juntos la helada, por su parte ella no veía esa opción de mala forma, estaba dispuesto a todo por ver a su clan salir de esta situación. Presentía que esa noche marcaria el futuro de todos... esperaba que todo saliese bien.

Al fin llego la hora de partir a los cuatro arboles, la atigrada plateada no podía evitar sentir los nervios a flor de piel, pero estaba haciendo su mejor esfuerzo por mantener la calma y evitar temblar de emoción, seria su primera asamblea como lugarteniente y quería demostrar que era digna de ese puesto. Con la seguridad repuesta y los nervios calmados, siguió a sus compañeros fuera del campamento rumbo a la asamblea. En todo el transcurso del camino anduvo pensando en todo lo que podría ocurrir esta noche, había logrado mostrarse calmada por fuera, pero en el interior aun sentía nervios y cuando esto pasaba su imaginación también se ponía a trabajar. Pudo volver a la realidad cuando vio que todos se detenían, ya habían llegado, podía ver los cuatro arboles frente a ella, el aroma que le trajo el viento le dijo que el Clan del Viento ya se encontraba ahí, el Clan del Trueno y del Rio no deberían tardar en llegar.

Guardo silencio para escuchar a Estrella de Zorro que se encontraba dando unas indicaciones sobre cual debía ser su actitud en la asamblea para evitar algún pleito con los demás clanes, por su parte, ella tenia mas que claro que todo debía salir bien si querían llegar a algo que sirva de solución para sobrevivir lo que quedaba de la estación sin hojas y estaba segura que el resto de sus compañeros tenían tan presente eso como ella, pero solo por si acaso se mantendría al tanto de que nadie soltara la lengua mas de lo debido. Soltando un suspiro para relajar los nervios que habían vuelto a florecer, se adentro en el claro junto a sus camaradas, algunos ya se habían ido derechito a hablar con algunos gatos del Clan del Viento, ella sin embargo se quedo en su lugar buscando algún rostro familiar. A lo lejos pudo divisar a Estrella Torcida junto a Estrella de Zorro, Pétalo de Lirio sentía gran respeto hacia el viejo y sabio líder, aun recordaba la charla que había tenido con el en los cuatro arboles sobre una posible unión entre los clanes ¿el líder sacaría a relucir ese tema o se lo guardaría para el? Una iniciara la asamblea tendría su respuesta.

Al cabo de un rato al fin pudo reconocer otro rostro familiar, se trataba de Brisa Oscura, la lugarteniente de Estrella Torcida. Había pasado un tiempo desde que pudo hablar con ella, no podía evitar alegrarse de verla ahí. Con tranquilidad se acerco a ella, y casi como si estuviera planeado, justo en ese instante se hizo presente el Clan del Trueno guiados por su líder Estrella de Aurora, ya solo faltaba la llegada del Clan del Rio para dar inicio a la ceremonia, esperaba al menos tener un momento para poder hablar con ella. Ya cuando se encontraba a unas colas de ella, maulló en voz algo alta para que la escuchara -  es bueno encontrar una cara amigable entre tantos gatos - ella no conocía a muchos gatos de otros clanes lo suficiente para entablar una conversación fluida - es un gusto verte de nuevo Brisa Oscura - maulló con cordialidad mientras se ubicaba al lado de la gata.

No paso mucho rato de eso cuando otro olor invadió el claro, el Clan del Rio había llegado. Casi al instante sintió que el corazón se le paraba, había llegado el momento. Casi como si todo pasara en cámara lenta, vio como la líder del Clan del Rio, Estrella Plumosa, se dirigía al encuentro con los demás lideres. Pétalo de Lirio no podía evitar impacientarse un poco, pero mantuvo su semblante y postura relajada en todo momento, no quería pasas sus inquietudes a otros gatos - ya va a empezar la asamblea - dijo fijando su vista en la gran roca donde se alzaban los cuatro lideres de los clanes, había llegado la hora, el destino de todos se decidiría aquí y ahora.
avatar
Mensajes : 48

Fecha de inscripción : 18/05/2016

Edad : 15

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Mordisco de Tejón el Dom Sep 04, 2016 7:06 pm

A través de la noche se podía escuchar el eco de los pasos de los gatos de su clan mientras avanzaban sobre la nieve húmeda. No eran los únicos que se dirigían a un punto en común: era noche de asamblea. Ciertamente se habían atrasado un poco, pero ya iban de camino a los Cuatro Árboles.

Ella era prácticamente la última de las hilera félida, cuidando que nadie se quedara atrás ni se separada como le había indicado Estrella Plumosa antes de salir del campamento. Aunque se notaba bajo su pelaje impoluto los movimientos de sus músculos cansados. Estaba sencillamente hastiada de lo que se había vivido en esos crueles días de la estación, de tragedias y de hambre, y sobre todo, cansada  de los murmullos, los estúpidos chismes de una posible alianza. Tal vez esa noche se revelara todo, pero no iba a acabar. Para nada.

Soltó un suave suspiro. Más adelante estaba por fin el claro, entonces recordó que posiblemente lo que había pensado no iba a ser lo único que tendría que soportar: la última vez, que había sido su primera asamblea como lugarteniente, se encaró a alguien de otro clan que había soltado un comentario farisaico acerca de su apariencia. Había deseado arrancarle una oreja de tajo, pero eso obviamente iba a desencandenar un proceso desastroso. Esa vez, se dijo, se iba a contener mejor.

Tras las última indicaciones de la líder, bajaron hacia el claro y de ahí se dispersaron, cada quien por su lado. El aire estaba preñado de un mar de aromas que le colmaron la nariz. Mordisco de Tejón alzó bien la cola, para que al menos ésta fuera visible entre el cúmulo de gatos, y avanzó hasta situarse a pocas cola de la Gran Roca, donde se sentó y enroscó su cola alrededor de sus patas. No tenía muchos ánimos de hablar con alguien de otro clan, estaba segura que más de uno estaba soltando algún comentario mordaz de su impuntualidad.  El Clan del Río había sido el último en llegar, al parecer. Pero al menos, ya los cuatro clanes estaban reunidos. Volvió a soltar otro suspiro por la nariz.

Ésta asamblea promete mucho. Pero mi parte favorita será, sin duda, cuando acabe.
avatar
Mensajes : 25

Fecha de inscripción : 29/10/2015

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Estrella de Zorro el Dom Sep 04, 2016 11:14 pm

Por mucho que odiara decirlo: Estrella Plumosa tenía razón. Era mejor empezar la asamblea ahora para volver a los campamentos y, además, debían empezar rápido para tener de inmediato una solución al problema que azota a todo el bosque.Respiro hondo y lamió su pecho varias veces para tratar de relajarse. Su primera asamblea como lider del Clan de la Sombra. Estrella de Zorro no sabía si lo que sentía en su estómago eran: nervios, sensación de orgullo o el ratón escualido que se habia comida en la mañana ¿vomitar en la primera asamblea? ¡jamás! Tomó aire,se sacudió para sacarse los nervios e inseguridades, se acercó a la roca donde subían los líderes de los clanes y, con un gran salto, subió y se situó donde antes estaba Estrella de Sauce.

El aire era un poco mas frío ahí arriba y los gatos se veían más pequeños.Estrella de Zorro espero con paciencia a que la lider del Clan del Trueno y el lider del Clan del Viento subieran. El viento soplaba suave pero frío, los olores se mezclaban con el y el gato anaranjado ya no estaba tan nervioso como al principio. Miro el cielo nocturno, el cual, estaba brillante como el césped después de un suave lluvia,con algo de suerte, el Clan Estelar estaba con ellos, mirándolos desde el Manto Plateado. Estrella de Zorro rezo en silencio "Clan Estelar, si nos estás mirando, permite con todas tus fuerzas que yo y mis colegas líderes lleguemos a un acuerdo.Intenta Detener las muertes que traen el frío y el hambre. Salva a tus humildes clanes y evita la falta de fe en ti. Por generaciones nos mantuviste a salvo y ruego con mis nueve vidas que no nos abandones en este cruel momento  "- No vio ninguna estrella brillar pero, de algún modo, sabía que el Clan Estelar lo habia escuchado.

Cuando todos los lideres estuvieron sobre la formación rocosa y los murmullos fueros arrastrados por el viento,Estrella de Zorro dio un paso adelante-Gatos de todos los clanes: bienvenidos a la que seguramente fue la asamblea más esperada por todos. Estrella de Sauce ah fallecido y, como dicta nuestro noble codigo, yo ocupe su lugar. Mi nombre es Estrella de Zorro,Nuevo lider del Clan de la Sombra, y, mi lugarteniente, es Pétalo de lirio, una valiente y fiel guerrera - Debio un momento su vista para ver a la gata plateada que estaba bajo la roca. Hizo lo que pudo para ver a la gata con ojos autoritarios y no con ojos de cariño,no quería que toda la asamblea pensara que Pétalo de Lirio se gano su puesto por un cara bonita, Para su suerte,lo disimulo muy bien. Sus ojos cariñosos fueron arrasados por unos ojos de autoridad y seriedad.

El lider anaranjado no estaba seguro de como empezar la disputa con los otros clanes. Sabia que queria hablar sobre como solucionar la hambruna que golpeaba al bosque con la fuerza de una zarpa de tejón,sin embargo, no sabia como iniciar. No quería ser como Estrella de Sauce y empezar a lanzar bufidos al lazar, así que tomo aire y comenzó a hablar con calma y serenidad-Gatos del bosque yo, al igual que ustedes, soy testigo de la horrible situación que esta pasando nuestro bosque: Las presas se esconden de nuestras zarpas, el frío es el manto de cada día y la muerte es el fantasma que deambula por todos lo clanes- Cerro los ojos verdes e hizo un minuto de silencio pensando en los gatos caídos en el Clan de la Sombra y por los gatos caídos en los demás clanes-Estuve pensando en soluciones para esta época tan hostil, ya lo hable con mi lugarteniente y con los gatos más veteranos y confiables de mi clan y, aunque va contra el Código Guerrero, es la única solución que se me ocurrió hasta ahora- Hizo un pausa y miro a los otros lideres con calma-Estoy abierto también a las ideas que ustedes hayan pensado-Miro a la multitud de gatos nueva mente y maulló claramente-Pensé en una alianza temporal entre los cuatro clanes -.

Los maullido no se hicieron esperar, algunos apoyaban la idea del lider y otros la repudiaban. Estrella de Zorro entro en panico por un momento,no quería que los gatos se pelean por una simple idea de un lider inexperto. El lider anaranjado bajo un poco las orejas tratando de evitar que las quejas sin sentido como "Estamos bien como estamos"" o "Alguien llamado Zorro no puede ser confiable" entraran en sus oídos. Cuando ya estaba harto maullo a todo pulmón mirando a los gatos con un expresión de enojo e irritación-¡Silencio!- Los gatos se callaron y, los que conocían a Estrella de Zorro en profundidad, parecían sorprendidos. Desde pequeño, el lider del Clan de la Sombra, era un gato tranquilo y sereno y solía enojarse en escasas ocasiones. Tomo aire y maulló haciendo que cada palabra fuera fuerte y clara- Soy consciente de que mi solución va en contra de todo lo que conocemos como correcto pero pienso, realmente, que si hacemos a un lado las diferencias hasta la Estación de Hoja Nueva podremos sobrellevar la situación de mejor manera -

Cuando hubo un momento de silencio un gato blanco y canela dio un paso adelante,Estrella de Zorro no pudo distinguir desde donde estaba a que clan pertenecia-¿y donde vamos a quedarnos? Ningún campamento es tan grande para albergar tantos felinos y, estoy mas que seguro, que ningun clan querra a los otros tres merodeando con tanta libertad en territorio propio - Estrella de Zorro habia pensado en eso con Pétalo de Lirio y,aunque no estaba seguro de si era posible, era mejor que un "No se" Aclaro su garganta y miro al gato directo a los ojos-Estube pensando eso y, siendo sincero... - "Algo que nunca fue Estrella de Sauce" agrego para sus adentros-Tuve las mismas dudas que tu y,mi solución, es que todos los clanes vengan aquí a los Cuatro Árboles. Es un sitio neutral,protegido y está a la misma distancia de todos los territorios- algunos gatos se veian mas convencidos y eso alegro a Estrella de Zorro en cierta forma.

Hizo un paso atrás y miró a los demás lideres esperando que alguien tomara la palabra y, en lo más profundo de el, espera que alguno de ellos apoyara su idea.
"Oh Clan Estelar... dame fuerza
avatar
Mensajes : 47

Fecha de inscripción : 29/10/2015

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Grito de Azor el Mar Sep 06, 2016 2:06 am



¿Vas a matarme?  


El macho se paseaba con brusquedad de un lado al otro, ansioso, en ocasiones se sentaba, pero tan pronto como lo hacia volvía a levantarse y continuaba marcando la escarcha del suelo con sus pasos exasperados. No podía esconder lo mucho que le afectaba la espera, la impuntualidad era inconcebible para los estándares perfeccionistas del ahumado.


Volvió a detenerse, esta vez para cerrar sus parpados y llevarse una zarpa a la cabeza, ejerciendo  algo de presión  en su sien, de manera afligida buscaba explicaciones extraordinarias para la demora en la partida de su clan. Llegarían, no podían empezar la asamblea sin ellos, se mentalizaba al no hallar una razón entendible para tanta postergación. Murmullos ajenos llegaban hasta sus tímpanos, podía distinguirlos claramente. La emoción de los aprendices , el tono preocupado de algunos veteranos y el mar indistinguible modulaciones de los guerreros que bien podría ir de ansiedad a desasosiego.


Grito de Azor abrió los ojos de golpe, el ajetreo del campamento colmaba su alrededor en un remolino que hallaba su fin en una congregación donde los pelajes se entremezclaban y las miradas se posaban en lo mas alto que había en el campamento . Ya era hora, pensó levantado la cabeza y bajando de nuevo su pata delantera para ver claramente a por quien habían estado aguardando todos los  habitantes de la isla, se trataba de Estrella Plumosa, que ahora se erguía sobre el gran tocón. El curandero dejo salir un largo suspiro y de su aliento una nube de vaho se formó haciendo volutas en el aire frío de la noche, al mismo tiempo sus facciones se relajaban de un estrés autoimpuesto, mas solo cuando fue nombrado, volvió a endurecer de su gesto para asentir con seriedad a lo dictaminado por la moteada.




La noche fría y tranquila engalanaba  el ambiente en un trayecto silencioso y presuroso, figuras félidas se deslizaban entre la oscuridad hacia una  “tradición de paz y unión”  a todas voces, que al oído se convertía  en  un espectáculo de falacias e intenciones ocultas, donde  los buenos modales eran  una fachada obligatoria  para cada individuo. Nada diferente  a ver  como los cuervos arrancaban pedazos de carne putrefacta de un mismo cadáver.


Un ruido sordo llamo su atención. Rápidamente se volteo a ver el porqué y los maullidos preocupados no se hicieron esperar. Salto de Nutria se había desplomado de la nada, abrió los ojos enormemente y sin perder un segundo fue a su lado y le ayudo a ponerse de pie, a la vez que le preguntaba por su estado le inspeccionaba con escrutinio y preocupación. No se podía tapar el sol con una pata, las garras gélidas de la estación Sin Hojas les arrebataban cada día un trozo de vida.


Solo gracias a la palabra de la líder, el guerreo viajo a su lado a regañadientes, aun así estaba agradecido de que la terquedad del gato hubiera sido diezmada por la hembra de pelaje moteado, mas la incertidumbre de otro incidente escocía en su mente ¿Cuánto más aguantarían? ¿El Clan Estelar lo habría abandonado?


Los cuatro y robustos robles se erguían en un redondel destinado desde tiempos inmemorables, dejando pasar por sus desnudas ramas la luz lunar que otorgaba su característico plateado astral a todo lo que tocara. Los olores de los demás clanes inundaron sus fosas nasales, eran los últimos definitivamente, gruño para sus adentros, no guardándose una mirada inquisitiva sobre Estrella Plumosa; y aunque esta no lo vio, pudo sentir un leve codazo en su flanco, no necesitaba girar la cabeza para saber que había sido el padre de esta. Tras las últimas indicaciones, los miembros del Clan del Río se dispersaron su gusto en el claro.


Buenas Noches. Buenas Noches ¿No es una noche estupenda la que nos reúne hoy? — Saludaba con falsedad, no determinando, como siempre, a quien dedicaba las huecas venias protocolarias de cada luna llena.


Había decidido separarse un poco del guerrero marrón, por petición y por espacio, contrariamente no estuvo a más de tres colas lejos de el, siempre con un ojo sobre el macho por si acaecía algo mas. De momentos paseaba su mirada para asegurase de que los aprendices y los más viejos no presentaran también sintomatología alguna. No obstante, seria mentira si dijera que a la par de su observación, indagaba  en cruzar miradas con los demás curanderos, aunque especialmente con una...


Los líderes se posicionaran sobre las rocas para dar comienzo a la asamblea. Sin apartar la mirada de sus compañeros, movió sus oreja, curioso de que el líder del Clan de la Sombra fuera el primero en empezar, a lenguas se notaba su inexperiencia en el puesto recién adquirido y rodó los ojos ante su escueta presentación y novedades sobre el sombrío clan, al menos hasta que este maulló por demás.


¡Por el Clan Estelar! Disculpen si lo dudo ¿Pero el líder del Clan de la sombra  esta realmente esta consciente de lo que esta hablando? — Cuestiono abiertamente Grito de Azor, clavando la mirada en el susodicho y dejando salir un gruñido— Pretender que los clanes se unan  así como así como y luchen sin problema alguno para sobrellevar una dura época es una solución mas ridícula que he escuchado  ¿Como saber que al final de la estación no nos atacaran por la espalada y se harán con los territorios ajenos? ¿Y sobre todo, especula  que realmente esa unión hará una diferencia? ¿Como exactamente? Les ahorro el responder con treguas que bien son solo palabras y estupideces como "la unión hace la fuerza" que ya somos clanes—  recriminó el ahumado con soltura y seguridad, a pesar de su pelaje levemente erizado que marcaba su disgusto por lo que hace poco acaba de escuchar. Lo que se presentaba era tal cual como Estrella de Zorro había dicho en un principio, una contracorriente a todo a lo que alguna vez habían creído y hecho —¿Qué vendrá luego? ¿Hacer amistas con los proscritos?— maulló por lo bajo el macho,  y con su ceño fruncido azoto insistentemente su cola contra la nieve.


Esa idea por parte del líder del Clan de la Sombra es una blasfemia hacia el mismísimo Clan Estelar que no soluciona nada. El orden de los factores no alterara el resultado, mire por donde se mire. — volvió a subir la voz, estrechando sus pupilas sobre los lideres, ellos debían de ver que tal propuesta era inviable, así como lo pensaba el, pero esperaba que Estrella Plumosa y su clan estuvieran de acuerdo mas que nadie. Sabía bien, que posiblemente había metido la pata, pero nunca había sido del tipo de gatos que bajaba la cabeza  y esperaba a que otros respondieran por el. Imaginaba también, que lo que acaba de soltar resultaría para algunos contraproducente al rango que portaba, pero lo había dicho por ser realista, no por que su clan no le doliera.
avatar
Mensajes : 9

Fecha de inscripción : 29/10/2015

Curandero
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Brisa Oscura el Jue Sep 08, 2016 5:54 pm

¡Habia venido! Una gran felicidad invadió a Brisa Oscura al ver que Pétalo de Lirio habia venido. La ultima vez que habia visto a la gata plateada fue ahí, en los Cuatro Árboles, sin embargo, ellas dos no eran las únicas gatas en ese entonces: también estaba Mordisco de Tejón. La joven lugarteniente no tenía problemas con su colega del Clan del Río, es más, Brisa Oscura pensaba que Mordisco de Tejón era una buena guerrera, era un gata valiente y fuerte pero, su negativa actitud, no fue del agrado de la felina del Clan del Viento. Brisa oscuro saludo a Pétalo de Lirio con un lametón en el omoplato-También me alegra verte de nuevo, Pétalo de Lirio- Maullo la felina a su amiga del Clan de la Sombra...Bueno, realmente, no estaba segura si Pétalo de Lirio la consideraba a ella su amiga pero, al menos, ella si consideraba amiga a la felina plateada. Luego de una agradable platica, un fuerte maullido hizo que Brisa oscura pusiera sus azabaches orejas en alerta. Era Estrella de Zorro. La asamblea iba a empezar.

-Te molesta si paso esta asamblea contigo, Pétalo de Lirio- Maullo la gata caminando junto a la lugarteniente del clan de la Sombra. Una vez sentada en su correspondiente lugar,miro hacia la Gran Roca donde los lideres de los cuatro clanes estaba parados,aparentemente, era Estrella de Zorro el que daría comienzo a la asamblea, El anaranjado pelaje del gato brillaba como el fuego bajo la luz de la luna llena. ¡La alianza entre los clanes! Brisa Oscura erizo levemente el pelo algo nerviosa, ella, habia olvidado por completo compartir esa idea con Estrella Torcida. Se miro las patas muy avergonzada, era lugarteniente, si tenía algo que aportar para poder ayudar a su clan debia decirselo al lider blanquecino sin tartamudear. Un pensamiento antiguo la invadió: "¿Llegare a ser tan buena lider como Estrella Torcida?- Estrella Torcida era el mas viejo de todos los lideres y,aunque Brisa oscura nunca quisiera admitirlo, el lider del Clan del Viento era el mas propenso a irse al Clan Estelar pronto. Desde lo mas profundo de su corazon queria que su lider viviera por mil lunas mas, pero en algún momento el Clan Estelar lo necesitaría en el Manto Plateado y,eso, era algo que no se podía evitar.

Dio un gran suspiro y continuo mirando al lider del Clan de la Sombra. La idea no estaba nada mal: la unión, el lugar donde ubicarse, no estaba nada mal. Brisa Oscura estaba por demostrar su apoyo cuando otra voz se oyó antes que la suya, recorre el grupo de gatos hasta ver a un gato de pelaje ahumado. Se inclino hacia un gato del Clan del Viento con mas edad que ella que estaba a su lado-Pluma de Gaviota ¿Quien es ese gato?. el gato blanco de zarpa negras miró a su lugarteniente y maulló-Ese gato es Grito de Azor, es curandero del Clan del Río- la azabache asintió y con un movimiento de cabeza agradeció a su compañero por la información. Escucho atenta al gato del Clan del Río,solamente, podía darle la razón en un casa: La idea iba contra el Código Guerrero,sin embargo, no era una mala idea ¡Hasta ella misma habia tenido esa idea!

Brisa oscura dio un paso al frente mirando a Grito de Azor-Quiza tengas razon, Grito de Azor. La idea va contra todo lo que conocemos como correcto,sin embargo, personalmente hablando, la idea no me parece del todo mala. Quizá vaya contra el Código Guerrero, pero es nuestro noble código el que dicta que hay que defender al clan aunque tengamos que dar nuestra vida y, defenderlo, implica cuidarlo de la muerte.-Se sentó de nuevo pero no termino de hablar-Tengo que admitir que yo tambien tube la idea de unir a los clanes,siendo sincera, no veo muchas soluciones para esta horrible época. Los gatos de todos los clanes estaba enfermando y muriendo. Guerreros, aprendices, veteranos, reinas y cachorros estan pasando horribles momentos y cazar cada clan por su cuenta ya no sirve de mucho. Yo digo que deberiamos intentarlo, sera temporalmente, ni siquiera es por el resto de nuestras lunas - La azabache largo un largo suspiro-No perdemos nada con intentar...Yo prefiero pasar una estación con gatos de los otros clanes por aquí y por allá que seguir viendo a mis compañeros morir por este frío infernal- La lugarteniente decidió callar ahí,su voz empezaba a quebrarse. Entre aquellas palabras recordó a su buena amiga, Flor de Arena. Flor de Arena habia muerto de frio y hambre hacia pocos dias y, Brisa oscura, todavía estaba en duelo por su perdida, sin embargo, intento disimularlo.

Lamio su pata y se la paso por el rostro tratando de limpiar sus ojos, luego,sacudió la cabeza y miro a los lideres de nuevo para ver si alguno daba su respuesta a la propuesta del Clan de la Sombra.
avatar
Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 20/05/2016

Lugarteniente
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Estrella Torcida el Dom Sep 11, 2016 12:15 pm

Un largo suspiro escapó de entre sus fauces mientras observaba la vacía hondonada nevada en la que se encontraba. Habían sido los primeros en llegar a la Asamblea, y no por ello le disgustaba la idea de tener que esperar a que los demás clanes se presentasen al evento. Lo que le molestaba era tener que soportar el gélido frío que arreciaba contra su pelaje, colándose por entre sus pelos y atrayendo una fragancia helada hasta su cálida piel. Se estremeció un poco cuando una fuerte racha de gélido viento impactó contra uno de sus flancos, provocando que el bello de su cuerpo se disipara y diera rienda suelta a la brisa colarse por entre los mismos y alcanzar su piel. Notó como Rama de Junco se estremecía a su lado y cómo se iba hacia la protección entre dos grandes rocas. Pero que listo es ese Rama de Junco, piensa un poco divertido al ver como el guerrero intentaba resguardase de la fría brisa que lo azotaba, tanto a él como a los demás gatos del Clan del Viento. Entrelazó su espesa cola amarronada entre sus patas delanteras, reacio a abandonar su posición para resguardarse del frío.

Un par de pisadas en la distancia hicieron que su gélida mirada celeste se desviar a hacia uno de los laterales del claro. Un grupo numeroso de gatos estaba descendiendo la pendiente hacia el claro de los Cuatro Árboles. Aspiró profundamente el aroma de los nuevos gatos, haciendo una leve mueca de desagrado al descubrir de quiénes se trataban los nuevos inquilinos. El Clan de la Sombra. Con el rabillo del ojo observó como Manto de Gorrión hacia una mueca despectiva, e incluso despreciativa, hacia los gatos que acababan de alcanzar la linde del claro. No podía culpar al guerrero atigrado. Él también se sentía un tanto reacio a querer permanecer, sólo, en un mismo lugar con aquellos gatos. No pudo evitar sentir desagrado cuando el líder del Clan de la Sombra se le acercó y hundió su hocico en uno de sus flancos. Agradeció que se tratase de una muestra de respeto por el líder del clan enemigo, pero estaban en una Asamblea. ¿Es que Estrella de Zorro no podía comportarse de manera más… fría con él? Aunque fuese mayor que él, y tuviera más experiencia al respecto, no le agradaba demasiado que el líder rojizo se mostrara tan ``cariñoso´´ cuando lo veía.

-Muy bien, tirando hacia adelante como se puede. -Maúlla el blanquecino mientras baja levemente la cabeza, en señal de respeto hacia el otro líder. Aunque no le agradasen las acciones del rojizo, él era un líder y debía de mostrar el respeto que éste se merecía. -Veo que tú también te encuentras bien, un poco flaco, pero eso ya es normal en los tiempos en los que nos encontramos. -Continúa maullando el blanquecino mientras hacia una pequeña señal con la cola. -Siéntate a mi lado, Estrella de Zorro. Esperaremos a los demás clanes mientras intentamos conservar el calor en nuestros cuerpos. Ya noto como se me está congelando la nariz de estar aquí parado sin hacer nada. Ojalá el Clan del Trueno y el Clan del Río lleguen pronto… No quisiera coger una neumonía en estos tiempos tan difíciles. -Maúlla con solemnidad el líder del Clan del Viento mientras nota como el rojizo se coloca a su lado. Dirigió su mirada hacia el claro, contemplando como los gatos de su propio clan se habían unido a los gatos del Clan de la Sombra, todos practicando lenguas entre sí mientras aguardaban la llegada de los clanes restante, y por ende, a que comenzara la Asamblea.

Más pisadas hicieron que sus pensamientos volaran y que su mirada se desviara. Su nariz comenzó a hacer su trabajo, atrayendo el aroma de los nuevos gatos hacia sí. El Clan del Trueno. Estrella Torcida desvía la mirada hacia lo alto de la pendiente, hacia donde los gatos del Clan del Trueno se encontraban parados, aguardando la señal de la líder. Clavó su mirada sobre la misma y la analizó con profundidad. ¿Cómo se encontraría hoy Estrella de Aurora? ¿Estaría de humor como para sobrellevar con agrado la Asamblea? ¿O se pondría a criticar a los demás clanes y a echarles la culpa por algo que quizás nunca hicieron? Recordó la Asamblea en que la gata dio a conocer que se había convertido en líder, después de la muerte del anterior líder del Clan del Trueno. No le había sorprendido que el líder anterior hubiese muerto con bastante rapidez, puesto que ya era viejo cuando nombró a Estrella de Aurora su lugarteniente. Observó con detenimiento como los gatos del Clan del Trueno descendían la pendiente y cómo se fundían con los gatos de su propio clan y con los de Estrella de Zorro.

Una pequeña sonrisa asomó a sus fauces cuando la gata blanca se acercó a donde se encontraban él y Estrella de Zorro, bajando levemente la cabeza en señal de saludo y respeto a la gata enemiga. Sin embargo, le sorprendió descubrir como la gata se había dirigido a ellos con amabilidad. ¿Tendría hoy un buen día Estrella de Aurora? ¿Le habría pasado algo bueno? Desvió su mirada cuando la nívea se volvió hacia ellos y clavó su azulada mirada en el líder rojizo. Escuchó los maullidos de ésta mientras removía las orejas, asintiendo levemente cuando ésta hubo terminado. No se había dado cuenta de que aquella sería la primera Asamblea a la que asistía el rojizo como líder. No le preocupó demasiado el saber que se encontraba nervioso, era comprensible. Pero tampoco se obligado a decirle un par de palabras de consuelo para que éste pudiera llevar con agrado la Asamblea. Simplemente se limitó a clavar su celeste mirada sobre la líder del Clan del Trueno. Ésta se había quedado mirando hacia la frontera con el Clan del Río. No se le pasó por alto la acción de la gata, la cual sacaba y enfundaba de nuevo las garras.

¿Por qué estaría observando tan detenidamente al territorio del Clan del Río? ¿Por qué estaría tan ansiosa porque aquel clan llegara a los Cuatro Árboles? ¿Estaría esperando a alguien en concreto? Antes de que pudiera seguir preguntándose sobre las ansias de Estrella de Aurora, más pisadas consiguieron sacarlo de entre las brumas de su mente. El Clan del Río acaba de llegar a los Cuatro Árboles. Vio como Estrella Plumosa llegaba al claro nevado y se acercaba a donde se encontraban ellos. Entrecerró un poco los ojos, desviando su mirada de la líder del Clan del Trueno a la del Clan del Río. ¿Estaría Estrella de Aurora esperando a la líder del Clan del Río? Notó como la líder moteada los saludaba y bajó la cabeza a modo de respeto y saludo. Mas no pudo evitar como la gata nombró el nombre de la líder del Clan del Trueno. Antes de que pudiera analizarlas con más detenimiento, Estrella Plumosa se alejó de grupo y se encaminó hacia la Gran Roca, sólo dejando un par de palabras de por medio. Un pequeño suspiro escapó de entre sus fauces.

-Pues habrá que empezar entonces. -Maúlla el gato blanquecino mientras se pone en pie y se aleja de los félidos. Los demás líderes saltaron sin más hacia la elevación de la Gran Roca, pero él se tomó su tiempo para rodearla y llegar hasta la planicie que coronaba la Gran Roca. Quería estar un poco menos rígido cuando se dirigiera a los demás clanes, por lo que hizo todo aquel trayecto hasta la cúspide de la gigantesca roca. Se colocó al lado de Estrella Plumosa y aguardó hasta que los demás gatos de claro tomaran sus posiciones para escuchar lo que ellos tenían que decir. Clavó su celeste mirada sobre el líder rojizo, el cual había comenzado a hablar sobre la situación del Clan de la Sombra. Desvió su mirada hacia la lugarteniente del rojizo, la cual se encontraba sentada al lado de su propio lugarteniente. Así que Brisa Oscura ha trabado amistad con Pétalo de Lirio… Me pregunto desde cuando habrán formado esa amistad, piensa para sí mismo el blanquecino mientras entrecierra los ojos, observando a ambas lugartenientes. No dejó de mirar a ambas gatas hasta que el rojizo hizo mención de una alianza.

Sus ojos se entrecerraron levemente, recordando que él había sido el que había propuesto una alianza entre los clanes hace algún tiempo, cuando todos los líderes se encontraron en un mismo lugar. Mas, ahora, una alianza le parecía de lo más descabellado. Una voz se alzó por encima de las otras, y clavó su mirada en su dueño. El curandero del Clan del Río. Pese a lo que pudiese pensar, no pudo evitar darle la razón a Grito de Azor. Los clanes no podría permanecer en un mismo lugar sin clavarse las garras. Incluso ahora podrían estar frenando sus ganas de querer abalanzarse unos contra otros. Las maullidos de protesta por parte de más gatos no se hicieron esperar, y pronto, todo el claro quedó inundado de comentarios contradictorios en lo referente a una alianza. Sin embargo, un maullido se hizo eco por encima de los demás y Estrella Torcida clavó su celeste mirada en su dueña. Brisa Oscuro, su propia lugarteniente. Así que has tenido esa misma idea… Bueno, no hay por qué preocuparse, yo también la tuve en su momento, se maúlla mentalmente mientras clava su mirada en la gata negra. Notó como el rojizo se echaba hacia atrás y éste le lanzaba una mirada a él y a las dos líderes.

-Vale, ya voy yo. -Maúlla el felino cortésmente a los demás líderes. -Intentaré no tomarme mucho tiempo, ¿vale? Me estoy congelando con éste frío. -Maúlla a sus compañeros encima de la Gran Roca mientras sus bigotes se estremecen de risa al ver la cara de Estrella Plumosa y Estrella de Aurora. Dio un par de pasos hacia el frente y se situó en el extremo donde había estado Estrella de Zorro segundos antes. -¡Gatos de todos los clanes, por favor, os pido un poco de calma! -Grita el líder mientras los susurros acaban por apagarse. -Muchas gracias a todos. -Maúlla mientras baja la cabeza, a modo de agradecimiento. -El Clan del Viento está sobrellevando ésta escasez como puede. No tenemos las presas suficientes como para llenar nuestros estómagos por completo, pero sí para sobrevivir. Aún así, siento que no es suficiente y me duele saber que más gatos puedan morir por culpa de ésta hambruna repentina. -Explica a los felinos que lo observaban. Clavó su mirada en un gato en cuestión: Brisa Oscura. -En cuanto a lo que ha dicho Estrella de Zorro… estoy en total desacuerdo… -Maúlla finalmente el blanquecino.

>>Puede que una alianza favorezca a uno de los clanes, pero a los demás no. Es bien sabido que no podemos permanecer en un mismo lugar sin desenfundar nuestras garras y tener algún que otro pleito. Puede que incluso, algún gato aquí presente, esté deseoso de desenfundar sus garras y abalanzarse contra otro gato de un clan enemigo. -Continúa explicando el líder del Clan del Viento, aún con su mirada clavada en Brisa Oscura. Quería hacerle saber a su lugarteniente que una alianza en aquellos instantes era una completa locura. -Sé perfectamente que sufrís cuando veis como uno de vuestros compañeros muere por culpa del hambre, yo mismo lo sufro cada día. Pero deben comprender que una alianza sería mucho peor que una solución para éste problema. Además, como bien se ha dicho, ¿quién gobernaría a los clanes? Todos tienen ya un líder designado y no podemos quitarlos así por que sí, y no sólo porque vaya en contra del Código Guerrero, sino por la seguridad de todos los gatos del bosque. Por ello, me posiciono en desacuerdo ante la idea de Estrella de Zorro. -Maúlla el blanquecino con determinación. -Muchas gracias por prestarme vuestra atención con vuestro silencio. -Finaliza mientras vuelve a su posición, sentándose al lado de Estrella Plumosa y aguardando a que otro ocupe su lugar.


Datos:
Nombre. Estrella Torcida // Crookedstar.
Lunas. 40 lunas.
Género. Masculino.
Breve Psicología. Gata pacífico que odia pelear. Prefiere entablar conversación para ganar batallas. Generoso, educado y estricto en su trabajo de líder. No soporta que los demás clanes consideren al Clan del Viento débil, por lo que trabaja incansablemente para que esto no suceda.
Breve Físico. Gato blanco, con las puntas de las orejas, zarpas y la cola por entero marrones. Su hocico es negro azabache y tiene los ojos celestes claros.
Pareja. Sin pareja actualmente (posiblemente sea NPC).


Hablo #33cccc
avatar
Mensajes : 71

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Localización : Narnia

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Estrella de Aurora el Dom Sep 11, 2016 5:19 pm

Estrella de Aurora mira como los clanes empiezan a formarse en un descontrol. Estrella de Zorro dice sus planes de la alianza, mientras ella sonríe, pensando el lo bien que hizo. "Es porque tu no podías decirlo, estúpida" piensa, pensando sobre la valentía del líder de la sombra.
Luego le tocó el turno de Estrella Torcida para hablar, diciendo que estaba en desacuerdo. La blanquecina lo escuchó atenta, pero supo al instante que no hubo gatos escuchando, por estar simplemente debatiendo el tema.
¡SI-LEN-CIO!— Gritó la gata. —A este paso me dará jaqueca...— piensa para si misma. —Puedo decir lo mismo que Estrella Torcida que sería muy arriesgado una alianza, sobre todo por el orgullo de los clanes... Entiendo que nadie quiere aliarse con el enemigo, pero... ¿Aunque sea pueden mirar a su alrededor?— Dice, señalando su ambiente con una de sus patas delanteras. —Estrella Torcida, ¿Cuántos han muerto en tu clan solamente por el hambre? y tu, Estrella de Zorro ¿Ves a tu curandera con todas las hierbas necesarias para curar a los gatos del Clan de la Sombra? Entiendo que todos les de en el orgullo, incluso a mi, pero no puedo permitirme más muertes por hambre... ¿Entiendo que sea un tema de clanes pero... Piensen en que todos somos gatos ¡TODOS ESTAMOS MURIENDO Y NO HACEMOS NADA AL RESPECTO POR EL MALDITO ORGULLO!— Dice, dejándose llevar por la adrenalina. Estrella de Aurora recuerda las palabras que dijo el curandero del Clan del Río y podía decirlo: Tenía razón. —Yo propongo esta idea: Los cuatro clanes seguirán liderados por su respectivo líder, pero el territorio puede ser libre para la caza, que el límite sea el campamento de cada uno... Hasta el final

Suspiró, dejando que el aire quedara en sus pulmones, para luego sacarlo.  —Mi clan será parte de esta alianza— Dice, mientras ve que sus guerreros la insultan o dicen que estaba de broma. —¡Estrella de Aurora, ¿por qué no te vas mejor al Clan de la Sombra?!— Dice uno de sus aprendices. "¿Por qué lo traje aquí?" piensa.  Los ojos cian de la gata se clavan en el aprendiz, con una mirada severa. Iba a tener una seria charla con los gatos del Clan del Trueno cuando volvieran al campamento. —¡SI-LEN-CIO!— Ruge otra vez, haciendo que los de su clan se callen. —Dejen hablar al Clan del Río— Dice mientras da un paso atrás.

Su mirada dejó de ser severa, ahora simplemente estaba clavada en Estrella Plumosa, como si fuera una súplica. No entendía el por qué, pero necesitaba que el Clan del Río estuviera en la alianza. No por sus guerreros, sino por su líder. Había algo que Estrella de Aurora notaba en la atrigrada y necesitaba saber qué era. "Es tan parecida a Garra Tormentosa" piensa mientras deja que los recuerdos la invadan libremente. Se sentía tan bien no olvidar a su hermana... Aunque cada vez la sintiese más lejos.
Dejó de pensar por un momento, para luego centrarse en lo que diría Estrella Plumosa.
Luego volvió a pensar: No se había comportado como ella misma en aquella asamblea. Por nada en el mundo dejaría que su clan se aliase con el  enemigo, jamás hubiera sido comprensiva con cualquier otro líder, jamás,  hubiera intentado hacer reflexionar a otros clanes. Suspiró "Es el hambre" pensó.
avatar
Mensajes : 55

Fecha de inscripción : 27/10/2015

Lider
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asamblea: La Escasez Helada

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.